lunes, 29 de noviembre de 2010

Elektra de Larry Hama y Mike Deonato Jr.

Siguiendo con la primera serie regular de Elektra, tras la marcha de Milligan a pastos menos verdes (pero más rentables desde un punto de vista creativo) en el sello Vertigo, la colección aguanto todavía 6 números más, Deonato (o su estudio, que la cosa nunca esta del todo clara) siguió al frente de los lápices, mientras que Larry Hama que ya había trabajado con el personaje en su larga etapa en Lobezno se hacía cargo de los guiones.

La etapa de Larry Hama en la colección se inicio en el número 14 (enero de 1998) de la misma para culminar en el 19 (junio de 1998) y último, Hama que se había hecho un nombre en la industria como reputado guionista de acción, cuenta entre sus trabajos etapas de mayor o menor interés en series tan dispares como G.I Joe (siendo el principal escriba de la misma en su etapa marvelita) o Batman, pero sobre todo entre su obra destaca su larguísima etapa al frente de uno de los personajes emblemáticos de Marvel: Lobezno (colección en la que permaneció durante más de 80 números), seria precisamente en esta colección donde Hama escribiría sus primeras líneas acerca de Elektra, allí (en concreto en los números 100-106 de fecha de portada de abril a octubre de 1996) traería de vuelta a un fantasmagórico Stick que pediría a Elektra que ayudara a Logan a volver a recuperar su humanidad, un Logan a punto de caer en su lado más animal, contra el que se había pasado toda su vida luchando ante el dolor y la rabia causada por el la perdida del esqueleto de adamantium a manos de Magneto (X-Men 25 de octubre de 1993).

Teniendo en cuenta todo lo dicho y manteniendo la uniformidad gráfica gracias a la permanencia de Deonato, Hama empieza fuerte, muy fuerte, haciendo saltar por los aires (casi literalmente) el nuevo status de Elektra, así en su primer número, Elektra asiste impotente a la voladura de su apartamento por parte de una Mano que siempre se cobra sus deudas, y que considera que Elektra les debe mucho primero por abandonarles luego por resucitarla, así La Mano representada por Kuroyama, la Montaña Negra (una autentica montaña de músculos muy en plan noventero), vence a Elektra y tortura y asesina ante sus ojos a su protegida Nina, marchándose después eso si recordándole que volverán antes o después a completar el trabajo.

Este número marca a las claras lo que será la etapa de Hama, acción por un tubo, muchos ninjas y combates y casi total ausencia de secundarios, no sabremos nada más de Lau o de Konrad, Mc apenas si saldrá una páginas y acabara hospitalizado por un ataque de La Mano que busca dañar a Elektra, y en cuanto a Nina su destino será....complicado; tras el brutal ataque de La Mano, Elektra con la ayuda de Logan primero, y de Yukio o Sang-Chi después, acude a Japón para atacar a La Mano en su propia esencia solo para acabar de vuelta en New York para tratar de detener a una asesina que se esta haciendo pasar por ella; cuando regresa descubre que la asesina no es si no Nina, resucitada y lobotomizada por La Mano que se enfrente a Elektra solo para arrepentirse en el último momento y ayudarla a derrotar a Kuroyama, Elektra decide entonces llevar a Nina ante La Casta para completar su rehabilitación, solo para descubrir demasiado tarde que Nina fingía y que desde dentro y abriendo las puertas de la sagrada montaña a La Mano, ayuda a destruir por completo a La Casta, de paso La Mano ha seguido matando en New York y dejando pruebas que inculpas a Elektra, una Elektra que también se vera acosada por la mafia por ordenes de Kingpin, de esta forma, en tan solo seis números el status de Elektra ha dado por completo la vuelta, acosada por la policía, por la mafia y por La Mano, con su pupila y amiga en manos de sus peores enemigos, y con muchos de sus aliados muertos gravemente heridos, Elektra acaba el último número con un solemne, “¡¡NO!!, ¡aún no he caído!, ¡voy a restaurar mi reputación!, ¡voy a restaurar La Casta!, ¡voy a recuperar a Nina!, ¡¡¡ y todo esto los JURO!!!”.

Hoy que se cumplen más de 10 años de aquella declaración, y habiendo contado con Elektra con otra serie regular, varias miniseries, algún one-shot, y diversas apariciones especiales, nadie en Marvel ha parecido acordarse de ello, nada se ha vuelto saber de Nina, nada se ha vuelto a saber de sus intentos por restaurar La Casta, y nada se ha vuelto a saber de su perdida reputación, a no ser que entendamos por tal su reputación como asesina despiadada, que esa si que ha sido restaurada, aunque no se por que, nos tememos que en el momento de pronunciar esa frase, Elektra no se refiriera a esa reputación, un caso en fin que (salvando las distancias), recuerda al último número de la primera colección de Estela Plateada, cuando este juraba vengarse de la humanidad por el trato dispensado hacía él, argumento este que estuvo colgado sin que nadie se ocupara de él durante casi 20 años.

No conviene terminar si hacer referencia a otra de la muchas incongruencias que esta serie trajo consigo, y es que el número 18 de la colección (Mayo de 1998), Hama a través de un flashback nos narra una vez más el nacimiento de Elektra, y aunque si bien es cierto que todos coinciden en que este se produjo tras la muerte de su madre, los autores no parecen ponerse de acuerdo en como acaeció esta, si en Elektra: Raíz del Mal, Chichester estableció que la madre de Elektra murió asesinada a manos de su hijo Orestes harto de las continuas infidelidades de esta para con su padre (enfatizando así la tragedia griega que envuelve la vida de Elektra), Hama nos presenta a la madre de Elektra como un heroína que lucho contra la ocupación nazi y que murió a manos de un terrorista que nada tenía que ver con su familia, dos orígenes distintos y contradictorias para un personaje que pese a que más allá de Miller apenas si tenía comics protagonizados por ella y que sin embargo ya acarreaba profundos errores de continuidad.

Acabado así de esta forma tan particular, una colección casi condenada al fracaso desde el principio ante la nula comprensión que del personaje tuvieron sus autores, una colección en la que Milligan intento crear todo un plantel de secundarios que ayudara a “domesticar” aún más a Elektra, y donde Hama opto por un status mucho más activo que apenas si tuvo tiempo para desarrollar, todo ello aderezado por el dibujo de un Deonato Jr. no especialmente brillante, que hacen que esta colección no sea apenas más que una mera anécdota en la trayectoria de un personaje tan interesante como difícil de tratar.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Elektra de Peter Milligan y Mike Deonato Jr.

Por una u otra razón las series protagonizadas por feminas Marvel no suelen durar demasiado, el caso de Elektra no sería diferente y su primera serie regular alcanzaría tan solo la veintena de números, dividios claramente en dos etapas.

Publicada con fechas de portada de noviembre de 1996 a junio de 1998, la serie regular contó a lo largo de sus veinte números con dos guionistas, y un único dibujante, el primer guionista fue el génial pero tremendamente irregular Peter Milligan que tuvo el acompañamiento del espectacular y noventero Mike Deonato Jr, su etapa abarco los 13 primeros números de la colección, más el mes –1, experimento marvelita de la época según el cual todas sus series regulares se ambientarían durante un mes en el pasado de los personajes.

En lo que a la trayectoria de los autores se refiere, con Peter Milligan nos encontramos ante un guionista llegado al comic americano en la llamada “segunda oleada británica”, acompañado de autores como Grant Morrison o Garth Ennis (oleada esta que llegaría después de la protagonizada por gente como Alan Moore o Jaime Delano), Milligan desde un principio brillo con luz propia y de su mente salieron trabajos tan apreciables como Shade y Blanco Humano para Vertigo, o X-Foce/Statix para Marvel, autor de calidad y prestigio, lo cierto es que salvo excepciones (El origen de Mr Siniestro, donde contó con la complicidad de un magnifico Jean Paul León), siempre ha dado lo mejor de si en series alejadas de los focos mediáticos, series tal vez más pequeñas pero donde ha podido desarrollar libremente su inmenso potencial creativo, su trabajo en series más “mediáticas” como puedan ser los X-Men o esta misma Elektra, están presididos (pese a puntuales aciertos) por la más absoluta de las mediocridades.

Por su parte Mike Deonato Jr. se trata de un dibujante de origen brasileño que a finales de los 90 fue uno de los auténticos reyes del mambo en el comic mainstream, sus etapas en Thor, Hulk, Los Vengadores o Wonder Woman, estuvieron caracterizadas por un dibujo espectacular plagado de sensuales mujeres salidas de un desplegable del playboy y hombre poderosamente musculados salidos de una competición de halterofilia, su estilo tan puramente noventero en forma (mucho splash page, poses continuas, espectacularidad visual etc) como en fondo (rostros parejos, la espectacularidad vacua por encima de la lectura del comic etc) hizo que desapareciera del mapa durante varios años, para reaparecer hace poco habiéndose en cierta medida reinventado a si mismo, si, sigue siendo espectacular, su narrativa no es perfecta, y el gusto por las top model y el cachistas de playa siguen estando ahí, sin embargo su juego de luces y sombras (que en todo caso sirve más para tapar sus carencias que para otra cosa), su mayor implicación en la historia y no tanto en la pose sin sentido, y su profesionalidad que le permite hacer unos 8-10 números al año (casi una rara avis hoy en día), han hecho que haya vuelto para quedarse participando en algunos de las series más importantes (comercialmente hablando) de Marvel, como es el caso de Amazing Spiderman, New Avengers, o los New Thunderbolts de Warren Ellis.

Entrando ya en materia los 14 números que Milligan permaneció en la serie se pueden estructurar en tres etapas, un primer arco que ocupo los 8 primeros números, tres números sueltos y una saga de tres números que supone el esperadísimo reencuentro con Daredevil, conviene si acaso mencionar antes que nada que tras su regreso en Caída del Paraíso, tras sus diversas apariciones en DD, y su propia mini (Elektra Raíz del Mal), el personaje todavía tendría tiempo para pasarse durante 6 números por las páginas de Wolverine, por lo que este se convertiría en uno de los personajes secundarios recurrentes de esta etapa.

El primer arco, como ya se ha mencionado se prologara a lo largo se 8 números, y en el conoceremos el nuevo status de Elektra y los personajes secundarios de su entorno, Elektra se ha cansado de matar, y ahora desea dedicarse a hacer el bien, convirtiéndose en una suerte de superheroina y despojada de paso de toda su aura mítica y misteriosa, afincada en New York, comparte la regencia de un Dojo con King Lau, un exiliado Hongkones con problemas con la mafia y que busca en EEUU una segunda oportunidad y con McKinley Stewart, exboxeador de los pesos pesado que llego a competir por el campeonato del mundo, y que ahora regenta el Dojo junto con Lau, Mc como será conocido por sus amigos enseguida se enamorara de Elektra, que si bien no enamorada pero si encariñada, no dudara llegado el caso en usarlo como desahogo sexual y cómplice de su propia soledad, el plantel de secundarios inicial se completar con Konrad, un en primer momento hombre más tarde mujer, que dueño de una compañía de danza trata (con éxito) de convencer a Elektra para que monte un número musical dada la gracilidad y facilidad de sus movimientos, a estos habría que añadir a Lobezno que hará apariciones puntuales, bien para servir de chofer bien para “probar la valía” de Mc como novio de Elektra, y la presencia de un fantasmagórico Stick que tratará de guiar a Elektra en su nueva vida.

La trama central de estos 8 números pivota en torno a un misterioso personaje conocido únicamente como el Arquitecto, que con cientos quizás miles de años a sus espaldas monta una competición de asesinos en pleno New York con el fin de que el vencedor le mate para de esa forma poder reencarnarse, Elektra se verá atrapada en medio de todo cuando Bullseye entre en juego y trate de volver a matarla, este esperado encuentro tiene lugar en el segundo número, y aunque Elektra finalmente consigue vencer el precio a pagar será muy elevado ya que atrapada en medio de la batalla Nina McCabe una niña de apenas 16 años ve como su padre muere ante sus propios ojos, Elektra, identificándose con la desgracia al haber vivido algo muy parecido en el pasado, se tornara en mentora y amiga de Nina, que para de esa forma a engordar el plantel de secundarios.

A lo largo de estos 8 números asistiremos a la profundización de las relaciones entre los distintos personajes, veremos como gracias a los tejemanejes de el Arquitecto, Konrad acaba en el cuerpo de una mujer, y veremos como Elektra intenta detener la guerra de los asesinos, contando con la ayuda del Doctor Extraño para derrotar finalmente al Arquitecto, se trata por lo tanto de un arco bastante entretenido, plagado de acción y que sin embargo adolece del mismo problema que Raíz del Mal, esto es, la banalización de Elektra, que pasa a ser un personaje más cuyo interés es más bien escaso y que además no termina de asentarse en el nuevo status que uno no sabe muy si es cosa del guionista o de la propia Marvel directamente.

Sea como sea tras este primer arco que presenta todos los elementos que configuran la serie le toca el turno al mes –1, un autentico despropósito argumental, de difícil encaje en la continuidad, en la que una Elektra que apenas parece poseer unas nociones básicas de artes marciales, trata chapuceramente de vengarse de los hombres responsables del secuestro y posterior muerte de su padre,

Tras esto vendrían un número donde Elektra combate y vence a una secta de origen chino llamados los Cuatro Vientos, número en el que destaca la aparición de Sang Chi que después tendría su importancia en la etapa de Larry Hama al frente de la serie, y otro donde se profundizan las relaciones personales, destacando por lo surrealista del asunto al relación amorosa que se establece entre Konrad y Lau, con esto entramos de lleno en la última saga de Milligan el frente de la colección, una saga de tres números llamada American Samurai, y a lo largo de la cual (en un uso totalmente erróneo de los personajes y sus características) Daredevil y Elektra están en un tris de retomar su relación, la saga se centra en un octogenario samurai que se dedica a despedazar a criminales y que finalmente vencido por Elektra y DD pide ayuda a la primera para cometer seppuku (suicidio ritual japonés), esta opta por ayudarle pese a la frontal oposición de Matt que dándose cuenta de la incompatibilidad de caracteres y actos entre ambos (como si no lo supiera ya de sobra) opta por cortar la relación antes de que esta siquiera empiece.

Termina así una etapa en general gris y mediocre, muy lejos de lo que de un autor del calibre de Milligan cabria esperar, errores en la caracterización de algunos personajes, un status para el personaje central que ni el propio guionista parece creerse y un dibujo vistoso pero vacío, son las señas de identidad de una etapa que ni siquiera se salva por sus altas dosis de acción ante la incertidumbre del rumbo adoptado, una autentica lastima, pero nada extraño teniendo en cuenta los mediocres antecedentes del personaje desde su regreso de una tumba de la que tal vez nunca debió salir.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Elektra Raíz del Mal de D.G Chichester y Scott McDaniel.

Tras el retorno del personaje en Caída del Paraiso, Elektra Raíz del Mal vino a resituar al personaje, tartando de definir su estatus en el Universo Marvel.

Concebida como miniserie de 4 números publicada con fechas de portada de Marzo a Junio de 1995, Elektra Raíz del Mal (publicada en España también en grapa y a lo largo de 4 números por Forum), supuso el regreso de D.G Chichester y Scott McDaniel al personaje que hacía apenas un año habían retornado a la continuidad marvelita en la polémica Caída del Paraíso, saga que por otra parte servirá de detonante de la trama en la que se centra la miniserie.

Si en Caída del Paraíso descubrimos que la Elektra purificada por el amor de Matt había estado desde entonces con La Casta dedicada más que nada a la vida contemplativa, tras su fusión con Erynys (su parte “malvada”, la que Matt supuestamente había purgado y que La Mano a través de se rama de La Serpentería pretendía traer de vuelta como su asesina perfecta) y su consecuente cambio de actitud, Elektra trata a en la primera páginas de la miniserie de fundar su propia Casta, aunque eso si con una actitud mucho más proactiva, su objetivo es atacar directamente a La Mano sin esperar a que esta actué, este proyecto encontrara por el camino el rechazo de Daredevil, y de Piedra, recelosos del liderazgo de alguien como Elektra.

A partir de esta premisa, Chichester se dedica a reconstruir el pasado de la asesina, un pasado que aunque semejante al narrado por Miller se nos muestra como muy diferente en bastantes matices, introduciendo elementos tales como un hermano (Orestes) responsable real de la muerte de su madre harto de sus infidelidades para con su padre, en este aspecto Chichester da por bueno lo narrado por Miller en Elektra Asesina, al menos en lo que respecta a que Elektra nació de su madre muerta, no en lo que respecta a los abusos paterno que allí se insinúan, también modifica ligeramente su relación con La Casta, tal y como Chichester lo cuenta, Elektra fue allí con 12 años solo para ser rechazada poco después, tras la muerte de su padre volvería pero ni siquiera se le permitiría entrar yendo a parar a La Mano, aspecto este donde se vuelven a introducir nuevos matices, tales como su relación Tegaki, miembro de La Serpentería y oponente principal de Elektra durante la miniserie.

Tras la Caída del Paraíso, y el fracaso de La Serpenteria, su líder Daito, mancillado por la vergüenza se suicida por el viejo ritual del seppuku, usando para ello Sakki, mítica espada de la secta, que solo debe ser usada para matar a inocentes y que después de cientos de años amenaza con destruirse al haber sido usada en la muerte de Daito, Tegaki, asume entonces el liderato de La Serpentería con el objetivo de matar a tres inocentes para “purificar” la espada, Elektra y su nuevo grupo trataran de impedirlo, lo que costara la muerte de todos los miembros del grupo, salvo claro esta a la propia Elektra, que se da cuenta que ha de seguir su vida en solitario, abandonado sus deseos de fundar una nueva Casta.

La miniserie entretenida, y muy bien dibujada con un McDaniel mucho más sólido que en su etapa en DD, se trata probablemente del mejor comic escrito sobre Elektra, desde su regreso, sirve además para resituar al personaje en el Universo Marvel y abre las puertas a su futura serie regular, sin embargo y aun siendo cierto todo esto, la verdad es que si por algo destaca esta obra es por la “normalización” a la que somete a su personaje principal; la Elektra de Miller, poderosa, lejana, casi inalcanzable, se torna en manos de Chichester en un personaje convencional, típicamente noventero, dura y con los dientes apretados de pasado oscuro y tortuoso, Elektra se transforma así en el símbolo del uno de los prototipos de mujer que por regla general se vio en el comic de superhéroes de los 90, (el otro sería el de chica dulce, ingenua e inocente, todas eso si muy ligeritas de ropa), Elektra dejaba de esta forma de ser un personaje distinto, de desbordar fuerza y carisma en todas sus apariciones, pasando a ser un personaje más, cuyo interés sería mayor o menor en función del comic donde apareciese, pero poco más.

Tal vez esta “banalización” del personaje fuera necesaria si lo que realmente se quería era dotarle de una serie regular, algo que se antojaba bastante difícil con el personaje tal y como fue concebido por Miller, sin embargo lo cierto es que la Elektra que salió de todo esto era un personaje que había perdido toda su magia, convirtiéndose en uno más, tal vez sea el peaje a pagar para que el personaje pueda ser usado por alguien más que por su creador, pero sea como sea el precio se antoja tal vez como demasiado alto.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Elektra Asesina de Frank Miller y Bill Sienkiewicz.

Dos genios y un destino, y es que Elektra Asesina, tras Daredevil Love and War volvía a unir los destinos de Frank Miller y Bill Sienkiewicz, y de ahí solo podía salir magia.

Pocas veces una obra meramente alimenticia (“la serie de Elektra era un trabajo que tanto Frank como yo hacíamos para pagar las facturas” Sienkiewicz dixit) se había tornado en obra maestra, pocas veces una obra de planteamientos tan aparentemente simples (el bien contra el mal) había derivado hacía tan complejas e interesantes reflexiones; y es que Elektra Asesina es un comic distinto, y los es de muchas maneras, para empezar al ser editado en forma de miniserie de ocho números bajo el sello Epic, permite a sus autores una libertad creativa que además facilita el sacar el comic de la continuidad (continuidad en la que años más tarde la obra sería integrada “gracias” al trabajo de D.G. Chichester en la saga Caída del Paraíso), continuidad que en lugar de ser una pesada carga, es usada y reinterpretada en beneficio de la obra, es diferente también por su dibujo; Bill Sienkiewicz no es un dibujante cualquiera, su ecléctico estilo, capaz de incorporar elementos de las artes plásticas a su dibujo, sin que la narratividad o la espectacularidad se resienta, hacen de Sienki (permítanme el diminutivo por aquello de abreviar) un dibujante, especial, distinto, casi mágico y convierten sus comics en una belleza visual por si mismos, independientemente del guión, guión que en esta caso esta a la altura de las circunstancias y que además plantea un elemento diferenciador, y es que Miller que siempre había pensado que su personaje no podía por si misma protagonizar un comic, se contradice en esta obra demostrando que si es posible....pero solo si lo hace él, y es que la Elektra que nos muestra Miller, manipuladora, poderosamente sexual, casi muda, fuerte y sin dudas, es un personaje concebido a su medida y casi imposible de manejar siendo fiel a su esencia por alguien que no sea él mismo.

La obra parte de un planteamiento bastante sencillo a priori, como casi todas las obras de Miller la situación parece reducirse a un maniqueo enfrentamiento entre el bien y el mal, pero como casi siempre las cosas son al final mucho más complejas; por un lado ese supuesto “bien” esta representado por una asesina sin escrúpulos y con poco sentido de la moralidad, que no duda en asesinar a quien haga falta con tal de conseguir sus objetivos (“nadie es inocente” ), a la par que manipula mental y sexualmente a un agente de S.H.I.E.L.D convertido en mera marioneta de sus deseos, por su lado el “mal” esta formalmente representado por el candidato demócrata a las elecciones, guapo, inteligente, carismático.... se trata en realidad de una mera marioneta en manos de La Bestia, el poderoso demonio al que la milenaria secta de La Mano lleva sirviendo desde el principio, su objetivo, usar el arsenal atómico de los USA para acabar con toda “la carne” que mancha y pudre lo que considera su mundo.

Detrás de este planteamiento, Elektra Asesina esconde muchas cosas, y en muchos aspectos lo podemos considerar una especie de año uno de la asesina; como ocurre en muchas de la obras de Miller, la relación paterno-filial y la visión de Miller de la familia a medio camino entre institución castrante de la propia individualidad y refugio del mundo exterior, encuentran su claro reflejo en la obra, siendo además Elektra un personaje ideal para ello, Miller nos muestra el nacimiento de Elektra de una madre asesinada a tiros, y el sobreprotector cariño de un padre del que se insinúan abusos sexuales, una Elektra siempre dependiente de una figura paterna, que solo con el amor de Matt encontró la posibilidad de trazar otro camino en su vida, sin embargo lo que pudo ser un punto y aparte se convirtió en un mero paréntesis cuando el padre de Elektra es asesinado antes sus ojos, su destino parece ineludible, y tras fracasar en su intento de formar parte de La Casta (donde pese al maltrato verbal y físico a que es sometida, ve en Stick una nueva figura paterna) cae en las redes de La Mano donde vuelve a encontrara una poderosa figura masculina en el Jonin, el líder de la peligrosa secta, sin embargo ahora si conseguirá rebelarse contra su propio “padre” y adoptar su propio camino, que en esta caso pasara entre cosas por destruir al máximo sus intereses.

Conocido así (o mas bien ampliado y matizado) el pasado de Elektra, nos encontramos ahora con un personaje poderoso, seguro de si mismo y de sus capacidades, un personaje con el que resulta difícil empatizar, lo que trae consigo que a lo largo de la obra la figura de Garret (el agente de S.H.I.E.L.D manipulado hasta el extremo por Elektra), se convierte si no en la voz del lector en la obra, si en su narrador, viendo la historia a través de sus ojos y entendiendo (o no) a Elektra a través de su figura, y es que Elektra aparece como algo lejano, una diosa a la que mirar de lejos en una peligrosa mezcla de deseo y terror, que hacen de ella un personaje tan difícil de escribir que nadie salvo Miller ha podido hacerlo realmente (la Elektra que vemos hoy, poco, muy poco tiene que ver con esta Elektra).

Cuenta Elektra Asesina además, con el tradicional discurso antipolítico de Miller, con un candidato demócrata, que más allá de la manipulación demoníaca, es presentado con un débil y políticamente correcto charlatán, y un Reagan (una de las obsesiones de Miller en la época) cruelmente caricaturizado tanto en forma como en fondo, una caricatura a al que contribuye el brutal trabajo de Sienki, que nos lo muestra casi como un monstruo, siendo su cara una especie de reflejo de su propia alma, y hablando de Sienki, si Elektra Asesina ha trascendido un paso más allá y ha conseguido formar parte de ese imaginario Olimpo de los Comics, se debe en gran medida a labor de un ilustrador que como se señala más arriba consigue convertir este comic, en algo diferente, su labor que va desde lo simbólico (Ken Wind, candidato demócrata, representado siempre en blanco y negro, siempre con la misma cara sonriente, Ronald Reagan, presidente republicano representado en color y deformado hasta el extremo), hasta lo espectacular (con una Elektra bellísima y lejana, potenciando ese aspecto que Miller quiere transmitir), haciendo de Elektra Asesina un comic sobresaliente.

A parte de todo lo mencionado podemos encontrar muchos más detalles o reflexiones en la páginas de un comic que lejos de lo que sucede hoy en día proporciona mucho tiempo de lectura y reflexión, sin embargo, sin querer extendernos más allá, estos puntos tratado son los que más nos llaman la atención de una obra que admite muchos más matices y reflexiones, un comic en fin que merece la pena leer y releer, ganado fuerza con cada relectura, matiz este último que marca sin duda su inclusión entre los grandes comics del género o incluso más allá, su inclusión entre los grandes comics sin más.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Elektra, un breve repaso a su trayectoria.

Concebida inicialmente como mero contraste y foco de problemas emocionales para Daredevil, Elektra llegó incluso a igualar la popularidad del hombre sin miedo, veamos por que.

Cuando Frank Miller se convirtió en el autor completo de Daredevil a la altura de 1981, decidió explorar en el casi desconocido pasado del personaje para traer desde allí el que fuera su primer amor, el objetivo, en palabras del propio Miller era encontrar una antagonista femenina a la altura del propio Daredevil, para ello pretendía crear un conflicto emocional brutal: por un lado Elektra era la primera mujer a la que Matt había amado de verdad, los avatares del destino les habían separado y ahora cuando años después volvían a encontrarse Elektra era todo aquello que Matt debía odiar: una mercenaria, asesina sin escrúpulos dispuesta a vender sus servicios al mejor postor sin ningún tipo de cortapisa moral (algo que Miller se encargaría de matizar con el tiempo); Matt debería odiar a Elektra, pero no podía, cuanto más se esforzaba por no amarla, más se encerraba en una insoportable dicotomía de amor-odio que amenazaba su propia estabilidad mental, por su parte Elektra hace tiempo que había dejado atrás a Matt y la luz de esperanza y felicidad que él había significado en su vida, su regreso supuso un vuelco brutal e inesperado en su bien planificada vida, debería olvidarle es más debería matarle, pero no podía, la llama ardía con más fuerza que nunca; esta particular relación configuraría de inicio a fin toda la primera etapa de Miller al frente del cuernecitos.

Aparecida por primera vez en Daredevil volumen I 168 (Enero de 1981), en el primer número de Miller como autor completo de la serie, Elektra sería mostrada como una estudiante más o menos normal (situación esta que sería ampliamente modificada por el propio Miller en la miniserie El hombre sin miedo), hija de un diplomático griego por el que profesaba un gran amor (vamos que el nombre no fue escogido al azar), a la que Matt conseguía enamorar con audacia e inteligencia, tras vivir una intenso y apasionado romance, el secuestro y posterior muerte de su padre (con una poco afortunada intervención de Matt y ella misma) alejo a Elektra de Matt a quien se veía incapaz de seguir amando si antes no se encontraba a si misma, el posterior reencuentro entre ambos años después y ya como héroe enmascarado uno y peligrosa mercenaria la otra (encuentro calcado, como el propio Miller reconoce, al de Sand Saref y Spirit en el mítico comic de Eisner), provocaría que por primera vez en su vida Elektra llorase, destapándose de paso la caja de los truenos.

Una aparición tan contundente y espectacular como esta, no podía si no generar ansias en los lectores por conocer más sobre este personaje, y así aunque Miller se hizo de rogar (tras una breve aparición en el 169, el personaje no volvería a parecer hasta el DD 174) poco a poco fuimos describiendo más sobre el mismo, así vimos como, pese a su enorme valía como luchadora, La Casta de Stick (el mismo que había entrenado a DD) no la encontró valida para su milenaria lucha contra La Mano habida cuenta del profundo odio que anidaba en su interior, descubrimos como Elektra intentando demostrar el error de Stick se infiltra en La Mano para acabar con ella desde dentro, solo para acabar al borde de la corrupción definitiva, estatus del que escapa de milagro y solo para convertirse en una brutal mercenaria.

Como ya dijimos el regreso de Elektra se hizo esperar, pero fue tan contundente como se cabría imaginar, La Mano había puesto precio a la cabeza de Matt y aunque tras descubrirlo Elektra se dice a si misma que no le importa lo primero que hace es coger un vuelo a New York, una vez ahí el conflicto esta servido, la tensión entre Matt y Elektra alcanza limites insoportables, y será Heather Gleen (pareja sentimental de Matt por entonces) la que pague los platos rotos por parte de un Matt cada vez más desequilibrado; una vida llena de violencia solo puede acabar de forma violenta y así será cuando Elektra es brutalmente asesinada (¿violada?) por Bullseye deseoso de recuperar el puesto de asesino principal de Kingpin, estatus perdido a mano de la misma Elektra, es interesante analizar el contexto en el que muere Elektra, asesinadas tras perdonar la vida a Foggy Nelson (Miller muestra así que el personaje no ha caído del todo) este síntoma de debilidad preludia su caída a manos de un ser definitivamente amoral y némesis física de su gran amor, Elektra todavía tendría tiempo de arrastrarse para morir en los brazos de su amado, en una de las escenas más tristes y desgarradoras de la historia del género, podía haber acabado aquí, tal vez debería haber acabado aquí, pero Miller tenía otros planes, planes que propiciarían la apertura de la Caja de Pandora que tantos dolores de cabeza provocarían en el autor americano en un futuro.

Tal vez queriendo abrir una puerta a la esperanza en una etapa tan sombría, Miller decidió dar una segunda oportunidad a Elektra, y así La Mano en su afán por encontrara al asesino perfecto (y tras haber perdido a su anterior estilete, Kirigi, a manos de la propia Elektra), trata de volver a la vida a la asesina para tenerla bajo su control, solo la intervención de DD, la Viuda Negra y lo que queda de La Casta evita tal situación, aunque Matt tras ver que es posible salvar a Elektra trata de dar todo lo que tiene para salvarla; sin embargo falla, pero Piedra el último superviviente de La Casta, se da cuenta de que, el amor de Matt ha purgado el odio y la maldad en Elektra, tal vez merezca una segunda oportunidad, la siguiente escena que veremos será la de Elektra vestida de blanco en lugar de su habitual rojo sangre, escalado ahora si, con éxito la montaña de La Casta, esa misma montaña que años antes se había tornado infranqueable, Elektra estaba pura, era libre, en el que tal vez fuera el único resquicio a la esperanza en una etapa tan genial como sombría, Miller había purgado a SU personaje y le había dado la oportunidad de redimirse por el amor.

Años después Miller aduciría que todo esto había sido puramente simbólico, que Elektra estaba muerta y bien muerta, sin embargo tal vez consciente que su deliberada ambigüedad podía traer problemas de cara al futuro, decidió escribir Elektra Lives Again, obra conocida popularmente como Elektra Dies Again, en la que Miller trataba dejar definitivamente muerta a Elektra (y a Bullseye de paso), pero claro como esto es un negocio, y aunque esta muy bien dejar que el autor superventas se divierta, no lo esta tanto dejar que se cargue a dos personajes con tanto potencial, Marvel saco Elektra Lives Again de continuidad, dejando abierta una puerta, que sin embargo prometía a Miller no usar jamás, y es que Elektra era SU personaje y nadie más debía escribirlo, pero ¡hay!, las palabras se las lleva el viento, y cuando DD llevaba demasiado tiempo sin ser el centro de atención y sin vender en exceso, Marvel decidió dar un vuelco (tanto en forma como en contenido) al estatus del personaje y para ello nada mejor que recurrir al regreso de Elektra usando las puertas que el propio Miller (que monto en cólera) había dejado abiertas.

La saga donde tal evento tendría lugar se llamaría Caída del Paraíso (DD 319-325) y bajo guiones de D.G. Chichester y lápices de Scott McDaniel, Elektra volvería definitivamente, eso si divida en dos, primero la Elektra pura que Matt había salvado, y luego por las acciones de La Mano su parte “malvada” que Elektra asumiría como propia para de esta forma derrotar a La Mano y estar completa.

Desde entonces Elektra a contado con diversas miniseries, dos serie regulares y múltiples apariciones por todo el Universo Marvel (en especial en DD y el Lobezno), pese a esto nadie ha sabido captar la esencia de un personaje tan intrínsecamente milleriano y lo cierto es que sus apariciones has oscilado entre lo mediocre (convertir a Elektra en un personaje convencional debería ser delito) y lo directamente penoso, solo Greg Rucka, consciente de la imposibilidad de seguir el camino impuesto por Miller trato en su momento de evolucionar al personaje, sus esfuerzos y aportaciones sin embargo caerían en saco roto tan pronto dejo de escribir al personaje, y es que en su “segunda vida” Elektra o bien ha sido una “superheroina” casi convencional (durante la serie noventera) aunque dura como el turrón de jijona (como cabria esperar de la época), o bien una asesina mercenaria sin escrúpulos, su actual estatus en el Universo Marvel, al menos hasta Invasión Secreta, queda por ver como evoluciona el personaje a partir de aquí, pero auque sería injusto decir que no ha habido buenos comics de Elektra más allá de Miller, no lo es tanto señalar que su Elektra y la que ha venido después son personajes bien distintos.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Marvel Knights: A la caza del Punisher.

El intento de crear un grupo con alguno de los principales protagonistas del sello Marvel Knights se desarrollo a lo largo de dos volúmenes, estando el segundo inédito en España, el primero de 15 números de duración si vió la luz al completo en nuestro pais.

El primer volumen de la serie Marvel Knights contó a lo largo de sus quince números de duración con un equipo regular bastante constante, algo muy raro de ver hoy en día, así, si el veterano Chuck Dixón (Robin) sería el guionista durante toda la serie, el dibujante Ed Barreto (Nuevos Titanes) solo fallaría en el número 14 donde sería sustituido por el desconocido Mike Lilly, además y lo que al entintado o el color se refiere la serie también tendrá gran regularidad, así y en lo que al primer aspecto se refiere los seis primeros números contarían con la labor del mítico Klaus Janson, de ahí en adelante sería Nelson DeCastro quien se ocuparía de las tintas hasta el final de la serie, serie que seria coloreada desde el número uno por Dave Kemp y los Avalon Studios a esto hay que añadir que las portadas durante los ocho primeros números realizadas por un magnifico Joe Quesada siendo sustituido a partir de ahí por un interésate Trent Kaniuga.

En definitiva un equipo regular muy sólido que demuestra que desde Marvel se apostó fuerte por este concepto aunque el resultado tanto desde un punto creativa como comercialmente dejase bastante que desear, y es que el guionista Chuk Dixón conocido sobre todo por su labor en Batman ya que es uno de los principales artífices de la llamada batfamilia al haber estado durante largas etapas es series como Nightwing, Robin o Birds of Prey, regresaba a Marvel (donde ya se había ocupado tiempo atrás del relanzamiento del Caballero Luna o con el Punisher) para intentar sacar adelante la idea de una serie regular que tuviera como protagonistas centrales a Daredevil, Punisher y la Viuda Negra, con la idea de formar en torno a ellos un grupo que en un principio siguiera la tradición de Los Defensores, es decir un no-grupo que se reúne solo para acciones puntuales.

Dixón se toma su tiempo para hacer esto y así durante la primera saga de tres números además de los tres personajes ya mencionados harán su aparición Sang-Chi y Puñal, en una saga con Ulik (el villano de Thor) y un viejo y mítico artefacto asdgariano de fondo, tras la resolución de esta crisis, Dixón empezaría a sentar las bases de lo que sería el grupo cuando Daredevil propone a Tasha, Puñal y Sang-Chi una alianza temporal para capturar al Punisher elemento por tanto que sería aglutinador del grupo, aquí podemos ver como Nixón siente especial predilección por Castle y hace que este cobre un gran protagonismo y se situé siempre un paso por delante de DD y su gente, la segunda saga se compondrá también con tres númerosy estra centrada en Sang-Chi y en el intento de su padre (Fumanchu en los comics clásicos, sin nombre ahora por problemas de derechos) de matarle con la llegada de Zaran el maestro de las armas, destacará en esta saga el número seis, tien-in con el crossover de la época (Maximu Security), donde Punisher logra escapar a duras penas de un grupo de extraterrestres con la ayuda de unos 4F a los que engaña con facilidad haciéndose pasar por un vagabundo.

Sentadas así lo que serían las bases de la colección sería en los números 7 al 9 cuando en la tercera saga de la misma el grupo se constituiría como tal, una saga en al que asistiríamos al regreso de Capa que manipulado por Pesadilla sume a New York en el caos y solo la intervención del Doctor Extraño termina por salvar el día, esta saga será clave para el grupo como tal ya que supondrá la llegada del Caballero Luna, que intentara convencer a DD y a su gente para que constituyan un grupo como tal, proporcionando él la financiación y la sede, la saga concluye con la captura del Punisher y la constitución del grupo todavía sin líder ni nombre.

El número 10 sería un número autoconclusivo, en el que además de asistir a un particular día de compras de Tasha y de Puñal, y donde Punisher termina fugándose mientras es trasladado a la cárcel.

Los números 11 al 15 constituirán un gran arco argumental final con dos frentes, por un lado Tasha y Puñal son atacadas por un Señuelo Dotado de Vida de Nick Furia (¡que es vencido por un microondas!), y se dirigen a S.H.I.E.L.D, solo para descubrir que el ordenador central de la agencia se ha hecho con su control y usa a los SDV como títeres, por otro lado el resto del grupo asiste a la llegada de Luke Cage el héroe de alquiler, que llega al grupo a cambio de un sueldo que le proporciona Spector (algo que no gusta a DD), y tras una batalla contra un mafioso ruso protegido por villanos como Lapida o Bala, asistimos al aunque final del padre de Sang-Chi que vuela el cuartel general del grupo y que pese a su fracaso en el intento de matar a su hijo si termia provocando la desbandada de un grupo que nunca se sintió tal, yendo cada uno por su lado.

En el aspecto artístico, Barreto realiza un dibujo muy atractivo con mujeres muy bellas y con una narratividad muy fluida que hacen que el comic en su conjunto sea muy agradable de ver.

Marvel Knights, se trata en definitiva de un comic bien dibujado, lleno de acción y muy entretenido, y aunque la premisa que le hace arrancar (la captura de Punisher) sea algo estúpida y manida, lo cierto es que si permite pasar un buen rato con un comic de acción bastante bien llevado, dicho todo esto ¿qué puede explicar el fracaso de Marvel Knights?, bueno es complicado, a nuestro parecer Dixón no entendió el enfoque que se le pidió para la colección, una colección con DD, Punisher y la Viuda Negra como personajes centrales no puede tener villanos como Ulik o Pesadilla, no son su enfoque y quedan totalmente fuera de lugar además Dixón realizó un comic demasiado superheroico, lejos del ambiente más sórdido y callejero que se le pedía, por eso se puede decir que arguméntalmente la colección resulto fallida ya que en ningún momento el enfoque fue el esperado ni el deseado, para solventar esto Marvel saco un volumen II con solo Tasha, Matt y Castle como protagonistas, y que con un enfoque más urbano solo duraría seis números, y es que el problema tal vez sea que juntar de forma regular a estos tres personajes en una misma colección no es tan fácil como pudiera parecer.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Daredevil en otros medios.

Más allá del comic y más allá de la película la presencia de Daredevil en otros medios ha sido más o menos relevante en diversos ámbitos aquí se mencionaran algunas de sus apariciones más destacadas.

Pese a ser uno de los personajes más reconocibles de la Casa de las Ideas y al igual que sucede con los anuales, los cameos o crossovers, Daredevil no se ha prodigado demasiado por otros medios más allá del comic, su condición de personaje minoritario, pese a haber conocido etapas de esplendor desde un punto de vista comercial ha hecho que no haya sido un personaje demasiado explotado más allá del mundo del comic, sin embargo y pese a esto si hay algunas apariciones que merece la pena destacar, sin duda en el siguiente listado no estarán todas las que son, pero desde luego si son todas las que están:

Daredevil y el cine: Años antes de la llegada de la película protagonizada por Ben Affleck, DD y a tendría su oportunidad en otro flim que pretendía servir como punta de lanza para una serie televisiva del personaje, el flim fue El juicio del Increíble Hulk, y el protagonista elegido para hacer de DD/Murdock, fue Rex Smith, conocido sobre todo por la serie el Halcón Callejero, la peli estrenada en 1989 se enmarca dentro de la continuación en forma de teleflims que la mítica serie El increíble Hulk tuvo a fines de los 70, la película narra la detención de Bruce Banner a cuenta de un crimen que no cometió, su abogado no será otro que Matt Murdock, el cual pondrá toda la carne en el asador para demostrar la culpabilidad de Kingpin (interpretado por John Rhys-Davis, Gimli en el Señor de los Anillos). Daredevil no aparece caracterizado con su típico traje rojo si no que tendrá un traje negro y una especie de venda en los ojos, en una vestimenta que anticipa levemente la que Romita Jr. uso en El hombre sin Miedo, la película, entretenida y con yna trama bien llevada, destaca sobre todo por un Rex Smith muy bien caracterizado, lastima que las limitaciones presupuestarias y el poco talento de sus responsables tornara las escenas de acción en algo como poco risibble, finalmente el proyecto de la serie de DD no salió adelante y todo quedo aquí.

Dentro de este ámbito cabría si acaso mencionar otro proyecto nunca llevado a cabo de una miniserie de imagen real centrada en las figuras de Daredevil y la Viuda Negra, coincidiendo más o menos con la época en la que ambos compartieron serie, ya que el asunto data de 1975, el proyecto fue desestimado por su excesivo coste, (o eso dicen los implicados, por que viendo las fotos no resultaría nada extraño que intervinieran otros factores), pero no deja de ser curioso y visto ejemplos como el de Hulk, Batman o Wonder Woman sin duda hubiera sido un proyecto que de salir adelante, habría cambiado de una forma u otra la historia del personaje.

Daredevil y los dibujos animados: Dos han sido las veces en las que DD ha estado a punto de tener una serie de dibujos animados, la primera a principios de los 80 en plena época Miller y con el personaje en boca de todos, la propuesta de adaptación que giraba en torno a esta etapa fue rechazada por ser demasiado violenta, la segunda ocasión llegaría poco antes del inicio del proyecto de la peli cuando el proyecto fue incluso aprobado por la Fox, Marvel prefirió centrar entonces sus esfuerzos en la película, y del proyecto nada más se supo. Aun y con estas y pese a no tener serie propia, Daredevil ha tenido apariciones más o menos relevantes en diversas series protagonizadas por otros héroes de la casa, destacaran sobre todo su aparición en los 4F noventeros en un episodio que adaptaba la mítica batalla del Edifico Baxter, o su presencia en la serie Spiderman y sus Asombroso Amigos, donde sería traducido al español/latino como Drago Dragon, sería precisamente en Spiderman donde tendría su aparición más destacada en este caso en la serie de los 90, donde se vería al DD más autentico, se narraría su origen en una versión muy parecida a la que luego se llevaría al cine y en la que DD tras un enfrentamiento inicial se aliaria Spidey contra Fisk. Todos estos capítulos junto a la apariciones de DD en los 4F han sido recopiladas en un DVD bajo el titulo Spiderman vs Daredevil. En cierta medida se podría incluir también en este ámbito los DVD que salieron al mercado hace unos años, los cuales trataban de fusionar comics y animación, incluyendo en su interior comics (en el caso de DD, la saga Diablo Guardián y la primera mini de Ultimate DD y Elektra) y efectos sonoros o de animación a partir de los mismos.

Daredevil y los videojuegos: Con motivo del estreno de la película, Daredevil iba a tener también un videojuego para PS2, GameCube y Xbox, la empresa encargado de desarrollarlo era Encore e incluso se distribuyeron avances al respecto, finalmente y en una muestra más de la mala suerte del personaje el proyecto no vio la luz, y fue cancelado, eso no impidió que más tarde y para la portátil de Nintendo, Game Boy Advance saliera un videojuego de plataformas protagonizado por el personaje, que paso en líneas generales sin pena ni gloria.

Daredevil y los libros: Varias han sido las novelas protagonizr el personaje, desde la adaptación de la película, a trabajos como el de Christopher Golden en los 90, sin embargo todas ellas están inéditas en España, no sucede así sin embargo con los libros/juegos de Marvel , se trata de toda una serie de libros del palo de “tu eres el protagonista”, en los cuales vas a una página a otra del libro en relación a las elecciones que hagas ante las posibilidades que te va dando el libro, Daredevil protagonizó uno de estos libros, editados en los 80 por Forum, el libro en cuestión recibió el sobrenombre de “Trampa para un superhéroe”, y en el DD debía demostrar su inocencia ante una trama decidida a hundirle. Más reciente es la salida del libro de Eduardo Serradilla, Daredevil: Demonios y Oscuridad, editado por Dolmen Editorial, se trata de un interesante y exhaustivo repaso a la trayectoria del cuernecitos, con multitud de datos sobre los diversos comics del personaje y con el único defecto de carecer de una guía de lectura elemento casi imprescindible en este tipo de libros.

Daredevil varios: No convendría terminar este somero repaso sin hacer una leve referencia a las apariciones del Daredevil en el merchandising relacionado con las casa de las ideas; muñecos, estatuas, litografías, posters etc, la lista es demasiado larga como para enumerarla aquí, y es que aunque en este ámbito la presencia de DD es mucho menor que la de otros iconos de la casa, no por ello deja de ser interesante aunque solo sea mentarla. En otro ámbito habría que situar la potente banda sonora de la película, sin duda lo mejor que salió de todo aquello.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Daredevil la pelicula.

Como casi todo personaje Marvel que se precie, Daredevil ha tenido una presencia relativamente importante en diversos medidos más allá del comic destacando sobre todo la película del año 2003.

Las películas basadas en comics de superhéroes están muy bien, atraen lectores y generan multitud de reediciones de comics que siempre traen algo que no tenías o que te interesa. Que la peli en si este bien o sea fiel o no al personaje resulta desde este punto de vista un tanto irrelevante. Aún y contando con eso lo cierto es que con esta película era fácil ilusionarse. Daredevil iba a ser adaptada al cine con un presupuesto medianamente interesante, contando con un director que adoraba al personaje y con un grupo de actores bastante interesante alguno incluso fan también del cuernecitos. Así las cosas,  película tenía buena pinta, muy buena pinta, los trailers eran espectaculares, el traje de Daredevil era muy bueno y captaba a la perfección la esencia del personaje, Elektra estaba buena y además su actriz (Jennifer Garner) no lo hacía nada mal en Alias. Vale si, Kingpin era negro (Michael Clarke Duncan), pero ¡que más daba!, lo importante era captar la esencia, y al menos desde un punto de vista físico la cosa estaba asegurada. De todos los factores que invitaban al optimismo la presencia de su director Mark Steven Johnson, se antojaba como clave ya que llevaba años detrás del proyecto. Fan confeso del personaje, sus ganas e ilusión terminaron por convencer a la Fox para que diera luz verde a este tras el éxito de Blade, X-Men y sobre todo Spiderman.

Con las expectativas bien altas se estreno la película y el inicio no pudo ser más prometedor con un Daredevil agarrado a una cruz en lo alto de una iglesia mientras que la noche se muestra en su plenitud. Una imagen calcada de la excelente portada del MK: Daredevil # 3 de Joe Quesada. Daredevil, entra entonces en la iglesia y cae herido, empezando a rememorar su pasado. Asistimos así al origen del personaje, funcionalmente contando aunque algo estropeado por el hecho de que fuera Fisk quien matara a su padre, se repite aquí lo ya sucedido en el Batman de Tim Burton (cuando se hizo al Joker responsable de la muerte de los padres de Batman) enlazando el origen del héroe con una acción de su villano principal, algo innecesario y que lejos de dotar de más dimensión trágica a su figura, refuerza la imagen del justiciero vengativo como única motivación de sus actos. Asistimos también a las primeras representaciones del radar de Matt que esta muy bien captado, y vemos su autodidacta entrenamiento físico, en este caso sin la presencia de Stick al que Johnson considero innecesario (¿?); avanzamos unos años cuando Matt y Foggy ya abogados, están en la corte defendiendo a una chica que había sido brutalmente maltratada por un tal Joe Quesada (la película esta llena de detalles frikis de esta índole) un matón a las ordenes de Kingpin, la escena no tiene nada de especial hasta que Matt suelta algo así como “señor Quesada esperemos que hoy se haga justicia...o la justicia se hará con usted”. Vale, como frase quedara muy molona, pero ¿a quien coño se le ocurre amenazar a un acusado que esta en el estrado?, ¿qué clase de abogado es Murdock?, uno no muy bueno al parecer. Quesada sale libre y al llegar la noche volvemos a ver a DD, que acude a su bar a hacer su justicia, se trata de una escena de tan confusa como llamativa en la que pese a todo por momentos crees ves al Daredevil de los comics partiendo la pana todo culmina sin embargo cuando DD captura a Quesada que trataba de huir, a partir de aquí la película se empieza a hundir en la miseria; la escena, que recuerda tanto al primer enfrentamiento entre DD y Bullseye en la etapa de Miller, cuando Matt salva al psicópata de ser arrollado por un tren en el metro, como a la escena de su origen cuando El Arreglador muere de un ataque al corazón, acaba con DD tirando a Quesada al metro que se aproximaba, a partir de ahí la película podría haber acabado, Johnson no parece realmente interesado en hacer una película sobre Daredevil, o tal vez ha confundió a este con Punisher...o con El Cuervo (lamentable la escena de las dos d en llamas), ¿quién sabe?

Pese a todo conviene hacer un inciso, hay que tener en cuenta que la película, tomo como principal referencia la primera etapa Miller al frente del personaje, en esta Miller coge a un personaje optimista por naturaleza, que incluso salva la vida a su peor enemigo y lo transforma en un vigilante al borde de la locura y lleno de dolor que termina por tirar a Bullseye desde varios pisos con la esperanza de que este muera. La película por el contrario empieza ya con un héroe al borde de la psicosis que no duda en matar a sus enemigos y termina con un héroe optimista capaz de perdonar y seguir adelante, es decir la película sigue el proceso de DD en la etapa Miller pero a la inversa bajo este punto de vista las acciones del DD peliculero en el metro cobran otra luz...pero claro estas haciendo a Daredevil y hay una serie de cosas que deberías respetar, definitivamente la película se había torcido.

Más allá de estos elementos el principal problema de la película es su carencia absoluta de personalidad, y es que si algo dejo claro todo esto es que para hacer una buena película de superhéroes no hay que ser un fan de los comics, hay que ser un buen director, hay que tener una buena historia que contar y hay que tener personalidad propia. Todo esto queda fuera de una obra que pese a tener sus buenos momentos (sobre todo un sobreactuado Colin Farrell en el papel de un enloquecido Bullseye), termina siendo fría, impersonal y vacía con demasiados momentos que bordean el ridículo y con un tratamiento de personajes cuando menos deficiente.

Con el tiempo salió al mercado una versión extendida de la peli que mejora ligeramente la mostrada en cines, al menos desde el punto de vista argumental, que no desde el artístico, y es que si bien muchos pensamos que con Johnson, Daredevil había encontrado a su Raimi, la realidad nos demostró que el cine de superhéroes había dado con su particular Uwe Boll, algo que su versión cinematográfica de Ghost Rider no hizo más que confirmar.

Sea como sea la película que contó con un presupuesto de 78 millones de dólares recaudo ceca de 180 en todo el mundo (102 en los USA) a los que habría que sumar los cerca de 60 por ventas del DVD, un éxito moderado que permitió que se hiciera un spin-off (Elektra) que condicionaría la existencia (o no) de futuras secuelas. Que a estas alturas no hayan aparecido hablan por si solas del éxito de esa película, pero eso queda para más adelante, volviendo a Daredevil lo cierto es que esta película suena a oportunidad perdida, parecía tenerlo todo para triunfar, incluso tiene momentos en los que realmente crees ver a DD por los tejados de la ciudad, pero las cosas no salieron demasiado bien. En fin siempre nos quedara la potente banda sonora, sin duda lo mejor con diferencia de toda la película, en especial su canción más emblema, Bring Me to Life de Evanescence.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Daredevil algunos cameos II.

Tras repasar de manera somera alguno de los principales cameos de Daredevil dentro del Universo Marvel, conviene resaltar también la presencia del personaje a lo largo de la década recién finalizada, una década marcada por preponderancia de la figura del “editor estrella”, el “guionista estrella” y los grandes megacrossovers.



Empezando por los grandes crossovers que últimamente han sacudido la antigua Casa de la Ideas, como siempre la presencia de Daredevil en estos, no ha sido muy destacada, sin embargo si cabría mencionar varias cosas; así sería Daredevil, la colección que daría paso al relanzamiento de Iron Fist con los guiones de Ed Brubaker, Matt Fracttion y los lápices de David Aja; con Matt en la cárcel durante la Civil War, sería Danny Rand quien se disfrazaría de diablo durante el conflicto superhéroico, los motivos los descubriríamos después durante la etapa de Brubaker en la colección del cuernecitos todo esto serviría para poner de nuevo a Danny en el candelero y dispuesto para el lanzamiento de su ya cancelada serie regular, serie que además de en las páginas de Daredevil, tendría su prologo en el Civil War: Chosing Sides, un especial ambientado en plena Civil War, donde se mostraba el papel de diversos personajes secundarios del Universo Marvel en el conflicto, entre ellos Iron Fist, con presencia también del cuernecitos.

Pasando al siguiente gran evento de Marvel, el papel de Daredevil durante World War Hulk, sería más bien anecdótico, es obvio que el que Hulk ataque Nueva York ha de afectar a alguien como Matt, como también lo es que Daredevil pintaba muy poco en ese conflicto, así las cosas, Daredevil haría unos breves cameos, en la serie World War Hulk: Primera Línea, protegiendo a los habitantes de la Cocina del Infierno, que sin embargo no dudarían en echarle en cara que son los superhéroes quienes han montado todo este lío, también aparecería brevemente en la miniserie Control de Daños ayudando en la reconstrucción de la ciudad.



Entrando ya en Invasión Secreta, el papel de Daredevil más que escaso es casi nulo, sin embargo no será así la función de dos personajes surgidos en las páginas del cuernecitos, primero Eco; infiltrada en La Mano y sin saber cómo salir, pide ayuda a Matt que a su vez acude a Los Vengadores para que la rescaten, el posterior combate, culmina con la muerte de Elektra, líder de la secta japonesa, que resulta ser una skrull, cuya infiltración no había sido detectada ni por los supersentidos de Daredevil o Lobezno, ni por la magia del Doctor Extraño, ni por los telepatas de S.H.I.E.L.D, la muerte de la falsa Elektra, da inicio a la paranoia en el Universo Marvel, y asienta las bases de la Invasión Secreta, que al parecer B.M. Bendis llevaba planeando desde el número 1 de Los Nuevos Vengadores; ya durante el conflicto se descubrirá cuando fue sustituida Elektra y el papel de su sustituta en la Invasión; para conocer el destino de la autentica Elektra habría que esperar a su ya mencionada miniserie, Dark Regin: Elektra, situada tras el final del evento.

Hablando de personajes surgidos de las páginas del hombre sin miedo, cabe destacar también la labor de Bullseye en la filas de los Thunderbolts, allí y de la mano de guionistas como Warren Ellis o Christos Cage hemos asistido a su vertiente más psicótica, sobre todo cuando puntualmente se ha visto libre de las nanitas que permiten a los Thunderbolts mantenerlo bajo control, sin embargo, su presencia en el grupo, no ha sido especialmente relevante, más allá de la violencia desatada y el caos que aporta cuando se le deja suelto, elementos estos, que por contra resultaron claves en la resolución del segundo arco argumental de Ellis.

Más relevancia tendrá Daredevil en el interregno entre los megacrossovers de Invasión Secreta y Asedio, en el llamado “Reinado Oscuro” (donde por cierto Bullseye también tendrá un papel clave, con miniserie incluida, al adoptar la identidad de Ojo de Halcón en Los Vengadores Oscuros de Osborn, con un rol en cualquier caso parejo al que tenía con Ellis en los Thunderbolts), con Norman Osborn como nuevo hombre fuerte de la seguridad en los USA, Daredevil se verá obligado a tomar medidas drásticas que le acercaran cada vez más al abismo.

Queda para el final el ya mencionado Asedio, el por ahora último gran crossover de la casa, si en los crossovers anteriores la presencia de Daredevil era escasa, en este será nula, y es que el héroe sin miedo anda demasiado ocupado en propio crossovers: Shadowland, el primero de la colección regular desde Juego Mortal en los 90 y en el que Daredevil en su nuevo status como líder de La Mano es protagonista absoluto.



Fuera ya de los grandes crossovers y para terminar es necesario mencionar dos comics más, por una lado la presencia del cuernecitos en las páginas de Amazing Spider-man, durante la saga “La primer Cacería de Kraven”, con guiones de Zeb Wells y lápices de Phil Jimenez, donde Matt prestaría su traje a Spidey para proteger la identidad secreta de este, todo esto tras haber colaborado en la detención de un villano de poca monta, por supuesto tras el Brand New Day, Matt no sabe la identidad secreta de Spidey, cosa que no ocurre a la inversa, al ser la identidad de Matt semipública, por último Matt tiene gran importancia en el lanzamiento de la miniserie del nuevo Tigre Blanco, o más bien la nueva Tigresa Blanca, la ex detective del FBI, Ángela Ayala, cuyo origen estaría en las páginas del cuernecitos durante la etapa Bendis, la miniserie de 6 números, cuenta más con la presencia de Danny Rand vestido de Daredevil que con la de Matt, y tendrá guiones de Tamora Pierce y Timothy Liebe, lápices de Phil Briones y portadas de David Mack; a día de hoy permanece inédita en nuestro país.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Daredevil, algunos cameos I.

Como último personaje de la denominada Era Mavel, Daredevil ha tenido una presencia muy variada y amplía a lo largo del Universo Marvel, aunque eso si con matices de diversa índole.

Daredevil nunca ha sido una superestrella, sus ventas casi siempre reducidas y su propia idiosincrasia (unos poderes más bien escasos, y un entorno más “realista” que otros personajes) le han alejado casi siempre de la primera plana del Universo Marvel, esto no ha impedido que sea uno de los principales iconos de la casa (por tradición, por calidad y por antigüedad), pero nunca ha sido un Spiderman o un Lobezno ni tampoco ha gozado de momentos puntuales de popularidad exacerbada como pudiera ser el caso de Punisher o Ghost Rider en los 90, todo esto lo que ha traído consigo es que si bien su presencia a lo largo del Universo Marvel sea amplia y lo suficientemente abundante como para superar los limites de este post, nunca haya sido un personaje presente en todas la cabeceras con múltiples apariciones todos los meses e incluso se ha perdido alguno de los principales eventos de la casa; aún y con esto, y como señalabamos antes los más de 40 años de trayectoria del personaje hacen casi inabarcable la tarea de reseñar todas y cada una de sus apariciones a lo largo del Universo Marvel, sin embargo al ser muchas de ellas, relevantes y destacadas si conviene hacer al menos una breve mención de las más destacadas para así mejorar la visión de conjunto del personaje, sin más preludios ahí van los cameos más interesantes (salvo los más recientes que quedan para más adelante) del personaje, para ayudar a su seguimiento, se ha optado por la siguiente clasificación: cameos con Spiderman, cameos con Punisher, crossovers y el resto del Universo Marvel.

Cameos con Spiderman: Los dos héroes urbanos por excelencia del Universo Marvel, neoyorquinos de pura cepa, la trayectoria de ambos héroes se ha cruzado en multitud de ocasiones con momentos cumbre que realmente han marcado a ambos personajes. El primero de esos encuentros se produciría en el ya lejano Amazing Spiderman 16, un Daredevil vestido todavía de amarillo ayuda a Spidey a derrotar al Jefe de la Pista y su Circo del Crimen, una historia que no pasaría de anecdótica de no ser por que se trata de la primera de muchas y es que no habría que esperar demasiado para que Spidey devolviera la visita al cuernecitos en la serie regular de este, en concreto en los Daredevil volumen I números 16-17 dibujados por John Romita Sr. y que servirían de prueba para observar como este manejaba al arácnido, el resto de la historia es bien conocida con Romita marcando época en Amazing, tardaría algo más Spidey en devolver a DD el favor y sería a finales de la década de los 70 en los Spectacular Spiderman 25-28, cuando Frank Miller dibujara por primera vez al cuernecitos quedando prendado del personaje y cambiando su destino para siempre.

Si estos han sido algunos de los encuentros más relevantes entre ambos personajes no han sido ni mucho menos los últimos, en la época en la que Stan Lee todavía dirigía los destinos de ambos destaca la presencia de DD en el Annual 3 de Amazing Spiderman, donde este recomienda a Spidey como vengador; mucho más adelante es importante mencionar la colección Marvel Team up, serie en la que Spidey compartía cabecera con un héroe invitado en cada número, Daredevil también tuvo una presencia relativamente importante con cinco apariciones en los 150 primeros números del volumen I ( Marvel Team Up volumen I USA números, 25, 56, 73, 123 y 141) donde DD descubriría gracias a sus supersentidos la identidad secreta del trepamuros, a esto se une una destacada presencia en el annual 4 de la serie con guiones de Frank Miller (especialmente relevante al contener una visión de Kingpin mucho más clásica, lejos de lo que haría con el personaje en DD), más recientemente el cuernecitos también ha aparecido en el último volumen de Marvel Team up con guiones de Robert Kirkman y compartiendo cartel con Luke Cage (Marvel Team Up volumen III USA números 9-10).

Dentro de las demás series regulares del trepamuros la presencia de Daredevil se torna como vital en los Spectacular Spderman 107-110, números que comprenden la mítica Saga del Comepecados en la que bajo guiones de un primerizo e inspiradismo Peter David, DD revela su identidad secreta a Spidey, saltando chispas entre ambos personajes al tratar DD de frenar las ansias de venganza de Spidey frente al asesino de la capitana DeWolfe; menos calidad pero también relevante resulta el encuentro producido en los números 284-288 de Amazing Spiderman, donde ambos personajes llegan de nuevo a las manos por sus posturas contrapuestas en medio de una guerra de bandas que asola New York (más tarde en el Spectaular Spiderman 128, Spidey reprocha la actitud de DD durante esta crisis, actitud que por otra parte nunca estuvo demasiado dentro de personaje, por decirlo suavemente), un poco antes pero por esta misma época destaca el breve encuentro producido entre ambos personajes en el Amazing Spiderman 277, donde DD en pleno Born Again le pide a Spidey que deje en paz a Fisk ya que el piensa ocuparse del tema; ya en los 90 son varios los encuentros entre ambos personajes destacando especialmente el producido en Amazing Spiderman 396 y Specacular Spiderman 219, todo un símbolo de la época con la presencia del Spider-clon y de DD con la armadura gris, reseñar también la presencia de DD en el Spider-man 74, en el que ambos héroes se enfrentan a Hydra.

Más allá de las series regulares y sin tener en cuenta las series limitadas o one-shot protagonizados por ambos, destacaran sobre todo dos obras, una primera con sabor muy añejo ya que cuenta con argumento de Stan Lee y lápices de Romita Sr., y de titulo Spiderman: Kingpin of The Death, en la que DD ayuda a Spidey a probar su inocencia de crímenes que no había cometido, mientras que Spidey salva la vida a DD envenenado por la acciones de Kingpin, destaca este especial sobre todo por lo que tiene de simbólico, Fisk, villano originario de Spidey encontró en DD gracias a Frank Miller, su principal enemigo, la segunda obra sería a miniserie de seis números Spiderman/Black Cat: The evil that men do, serie limitada de 6 números Kevin Smith tardo más de tres años en terminar y en la que DD tiene una importancia relativa en los tres últimos números

Para finalizar es conveniente destacar la presencia de DD en series o miniseries derivadas del trepamuros, tal es el caso de su presencia en el número 6 de la serie del Duende Verde, donde bajo guiones de Tom DeFalco y lápices de Scott McDaniel, DD ayuda al nuevo héroes (que no era otro que Phil Urich, sobrino del reportero del Bugle y que no hace mucho ha reaparecido en las páginas de Runaways), a encontrar su lugar, o de la miniserie de tres números, Venom: On Trial (que tendría un reflejo en el especial inédito en España Trial of Venom Spiderman Special edition), en la que Murdock defiende a Eddie Brock en un juicio interrumpido por Matanza.

Cameos con Punisher: Aunque la presencia de DD en las diversas series protagonizadas por el Punisher no es demasiado numerosa, si es destacada y es que la dicotomía entre ambos personajes resultas fascinante; de métodos casi opuestos, en demasiadas ocasiones están más cerca de lo que a DD le gustaría recocer generándose por ello una interesante rivalidad que desde que Miller la explotara en Child´s Play (Daredevil volumen I USA 183) ha sido varias veces puesta en primer plano.

Decía antes que los cameos de DD en proyectos relacionados con Punisher no son demasiado números y es que antes de la llegada de Ennis a la serie de Castle apenas destacan en Punisher War Journal volumen I 2 USA y en el annual 4 de la serie regular del personaje enmarcado dentro de la saga La Táctica Von Struker, cabe si acaso mencionar los especiales Alpha y Omega de Marvel Double Edge, que abrieron paso a una efímera línea editorial, en ellos un drogado Punisher piensa que Nick Furia es el responsable de la muerte de su familia y trata de asesinarle contando con la oposición entre otros de Daredevil, pero (y sin contar crossovers como Juego Mortal), el comic más relevante de esta época será el The Punisher volumen II número 10 USA, el número con guiones de Mike Baron y dibujos de Whilce Portaccio narra los mismos acontecimientos que transcurren en el DD volumen I USA 257 (Daredevil volumen II número 8 Forum) de Nocenti y Romita Jr., la trama gira en torno a un asesino en serie que se venga de una empresa que le despidió tras 20 años de duro trabajo en ella, la diferencia radica en que mientras que en DD, Nocenti se centra en el drama por el que ha pasado el asesino y en como DD trata de rehabilitarlo, en Punisher, Baron nos muestra los asesinatos cometidos y en como Punisher trata de castigarlo, dos visiones opuestas pero complementarias, que ayudan a comprender la diferente mentalidad de ambos personajes.

Tras esto las apariciones más destacadas del personaje acaecen ya en la etapa de Ennis al frente del justiciero de la calavera, la primera sucede en el Marvel Knights: Punisher volumen I número 3, en ella Ennis enfrenta a Daredevil a un dilema moral, cuando este vencido por el Punisher es atado en una azotea, con una mano libre y una pistola en ella, Punisher se pone delante de él dispuesto a matar a un asesino desde la azotea indicándole a DD que la única forma de pararle es que el propio DD dispare y mate al Punisher, Ennis que en más de una ocasión ha mostrado su encendido odio por los superhéroes, tiene en DD el único personaje de esta índole al que respeta un poco y como tal el personaje es bien tratado a lo largo del número, sin embargo el irlandés demuestra su profundo desconocimiento del mismo cuando hace que este opte por dispara (la pistola estaba descargada) al Punisher, algo contranatura que solo sirve para dar una justificación a la presunta superioridad moral que Ennis quiere dar a Castle, superioridad moral que ante tamaña trampa se antoja como poco risible; la segunda aparición de DD en el Punisher de Ennis llegaría en Mk: Punisher volumen IV 33-37 USA, donde DD, Lobezno y Spidey se unen para cazar a Castle, una saga estúpida en la que Ennis se ríe de todos los superhéroes salvo de DD siendo este el único que es tratado con un minimo de respeto.

Daredevil y los megacrossovers: El antecedente más claro de las Secret Wars (que con matices podrán ser consideradas como el primer megaevento de la historia de Marvel) lo encontramos en la serie limitada de tres números Constest of Champions, en ella y con lápices de un primerizo John Romita Jr., Daredevil juega un papel relativamente importante al ser uno de los elegidos en el juego del Gran Maestro para reunir una parte de los objetos míticos que justifican la mini, DD se enfrentará (y vencerá) a Iron Fist por la posesión de tan preciado objeto, más allá de esto lo cierto es que la presencia de DD en los grandes megaeventos de la casa si no nula si ha sido por lo general muy escasa, haciendo un repaso por algunos de los eventos más destacados, DD no estuvo presente en las Secret Wars, tampoco pasa nada, si ya fue ridículo ver a Spidey en el espacio tener allí a DD, paradigma de héroe urbano, hubiese resultado estúpido, aunque su ausencia se debe a motivos mucho más mundanos: simplememente Mattel, jugutera detrás del evento, no hizo muñeco del cuernecitos, su papel en las Secret Wars II aunque discreto si resulto interesante y solo en las sagas ochenteras mutantes (y en su propia serie regular) tendría algo de más relevancia, con tien-in en su propia colección relacionados con sagas tales como la Caída de los Mutantes, la Masacre de los Mutantes o Inferno (en lo que influyó mucho que Ann Nocenti, antigua editora de los titulos mutantes, fuera por entonces guionista de personaje).

Tirando ya más para los 90, década por excelencia de los crossovers sin sentido, DD tendría presencia limitada en sagas como Atlantis Ataca (en su annual 5) o la Guerra de la Evolución, coprotagonizando con Spiderman y Spedball el annual 22 de The Amazing Spider-man, más allá de esto es conveniente mencionar su presencia en la Trilogía del Infinito de Jim Starlin, anecdótica en el Guantelete del Infinito y más relevante La Guerra del Infinito de donde saldría el doble demoníaco que tanta importancia tendría después en la etapa Chichester, más allá de esto señalar que en la famosa miniserie Marvel vs DC el papel de DD fue casi nulo (apenas un viñeta en el número 3) siendo más destacada la figura de Elektra que combate (y vence) a Catwoman en ese mismo número o la continuación de Contest of Champions mucho más tarde y con guiones Claremont, donde la presencia de DD es meramente anecdótica; más recientemente es en Secret War el único evento de la época actual en al que DD ha tenido una presencia destacada.

Daredevil en el universo Marvel: Múltiples y muy variadas son las apariciones de DD a lo largo del Universo Marvel, de la época preMiller tienen especial relevancia su presencia en las páginas de los 4F, en concreto en los números 39 y 40, con la mítica Batalla del Edificio Baxter en el annual 4 con la boda de Reed y Sue, o el número 73 de la serie regular del cuarteto donde una confusión le lleva a enfrentarse con ellos con la ayuda de Thor y Spidey; algo menos interesante resulta su aparición en el número 111 de The Avengers donde DD rechaza unirse al grupo o en el 114 donde se nos muestra la reacción del personaje a la nueva alineación del grupo, también de esta época son importantes las apariciones en las serie de Los Defensores (annual 3), o en Namor (Submariner 40), aquí podríamos encuadrar también el breve cameo del personaje en Marvels; más importancia para el personaje tendrá el Ghost Rider 20 donde se reencuentra con Karen asentada en aquella época en la colección del Motorista o el crossover entre DD e Iron Man acaecido entre los números 35-36 de la serie del hombre de hierro y el DD 73 con guiones de Gerry Conway, también es relevante el Marvel Two in One 3, con guiones de Gerber (guionista por entonces del cuernecitos) único team up del personaje en la serie coprotagonizada por La Cosa y un héroe invitado, en época Miller cabe situar el Power Man and Iron Fist 77, cuando los héroes de alquiler son contratados por Foggy para proteger a un amenazado Matt.

Ya en los 80 y los 90 DD aparecería de forma más o menos destacada en series como Hulk (277 y 300) , el Capitán América (233 y 234) Gambito (11) , los 4 Fantásticos (volumen III 27 y 34 USA), el Motorista Fantasma (volumen II USA números 36 y 61), Estela Plateada (volumen II 128 USA) o Darkhawk (5) siendo también destacable su presencia en proyectos especiales como Código de Honor 1-4 (una suerte de continuación fallida de Marvels), Héroes y Leyendas o Luces y sombras.

Entrando en épocas más cercanas, el personaje contaría con una importante presencia en serie como Alias (números 3,4, 6 y 11), Los Nuevos Vengadores (1, 2, 3 y 11) o Lobezno (volumen II 24 USA) donde tendria iun espectacular combate con el mutante de las garras de adamantium magnificamente coreografiado por John Romita Jr., aunque de nuevo sus propios problemas e idiosincrasia característica han mostrado a DD más contenido en su propia serie regular que otra cosa, al menos hasta la llegada de Andy Diggle a la colección, pero eso es otra historia.