lunes, 31 de enero de 2011

Daredevil: Secundarios sin miedo I.

Hacer una lista con todos los aliados que Daredevil ha tenido a lo largo de sus 500 números, media docena de series limitadas, varias novelas gráficas, one-shots y demás, es una tarea si no imposible si excesivamente compleja para lo que aquí se pretende, sin embargo si ha habido toda una serie de personajes que por una razón u otra merecen ser destacados, así que ahí va una pequeña selección de los principales secundarios de la strip.

A lo largo de su dilatada trayectoria, Daredevil no se ha caracterizado por un amplio abanico de secundarios fijos, más allá de Foggy Nelson y Karen Page (y más tarde Ben Urich), los secundarios que han pasado por las páginas del hombre sin miedo no han tenido una trayectoria especialmente dilatada aparte de la que tuvieran con los autores que los introducían, esto que ha impedido generar un núcleo poderoso de secundarios fijos en la serie, ha permitido por el contrario generar un amplio y variopinto abanico de secundarios a los que siempre se puede recurrir en caso de necesidad.



De entre los distintos aliados y secundarios que han pasado por la vida de Matt Murdock tal vez el más relevante ha sido Jack “Batallador” Murdock (aparecido por primera vez en el mismísimo número 1 de Daredevil, incluido en el primer número de la BM de Daredevil), su padre, presentado inicialmente como mero desencadenante del nacimiento del justiciero enmascarado, la figura de Jack ha ido adquiriendo fuerza e importancia con el paso de los años, sobre todo (como no podía ser de otra forma) gracias a la figura de Frank Miller.

Boxeador retirado sin un futuro muy claro y en mitad de una gran depresión aderezada de autocompasión y alcohol, Jack Murdock se encontró de repente con un hijo al que criar, decidido a que su hijo tuviera las oportunidades que él nunca tuvo, y que no tuviera que usar los puños para sobrevivir, Jack hizo de todo para sacar adelante a su hijo, y ese “de todo” incluyo ejercer de matón para “El Arreglador”, su oportunidad llego sin embargo cuando “El Arreglador” le ofreció la oportunidad de retomar su carrera pugilística, cosa que hizo con sorprendente éxito, todo parecía ir bien cuando se produjo el accidente que cegó a Matt, sin embargo la fortaleza de su hijo se sumo a la suya propia y juntos consiguieron salir adelante.

Cuando las cosas iban rodadas y Jack había llegado al Madison Square Garden, “El Arreglador” le ordeno perder la pelea de su vida en el cuarto asalto, en pleno combate y recordando la resistencia del propio Matt, Jack se negó a tirarse a la lona; gano el combate, pero perdió su vida, aunque consiguió dar a Matt una lección que nunca olvidaría y que se convertiría en mantra del personaje, nunca te rindas, pase lo que pase, nunca te rindas.

La influencia de Jack en la vida de Matt es enorme, aparte de ser uno de los elementos clave que desencadenarían el surgimiento de Daredevil, su alargada sombra configuraría la vida de Matt, desde condicionar su pasión por la abogacía (Miller siempre encontró difícil de explicar que Matt fuera abogado y justiciero a la vez, para solucionarlo hizo que Jack pegase a Matt por que este hubiera usado los puños contra otros chicos, Matt se dio cuenta entonces de que si alguien tan bueno como su padre podía hacer el mal, era necesario que hubiera reglas que ayudasen a combatir ese mal, defender esas reglas sería su destino, en ese momento decidió ser abogado), hasta condicionar su papel como héroe.

Una de las grandezas de Daredevil como personaje son sus continuas contradicciones que le hacen caminar siempre al borde de la esquizofrenia, una de las contradicciones más interesantes es precisamente su papel como héroe enmascarado, papel en el que la violencia y la intimidación se han tornado en claves como elementos resolutores de conflictos, de pequeño Matt prometió a su padre que nunca usaría los puños como él, que sería alguien importante un médico o un abogado, alguien así, de esta forma, ¿la mascara de Daredevil es para proteger su identidad secreta o para ocultar la traición al recuerdo de su padre?, ¿cuál es la verdadera mascara, Matt el abogado, el que sigue los deseos de su padre, o Daredevil cuando realmente es libre, para saltar, para volar, para luchar?, en definitiva otro conflicto interno en un personaje que es si mismo un conflicto con patas.



Y si hablamos del padre de Matt es también necesaria hablar de la madre, Margaret “Maggie” Grace, aparecida por primera vez en Daredevil volumen I 229 USA (en pleno Born Again e incluido en el número 22 del coleccionable dedicado al personaje) de la mano de Frank Miller y David Mazzuccelli, “Maggie” tanto por su ausencia como por su presencia condiciono en gran medida a Matt, por su ausencia porque Matt creció sin madre creyéndola siempre muerta, por su presencia cuando descubrió que después de tenerle lo entrego a su padre y se hizo monja buscando una paz que no había podido encontrar de otra forma, lo curioso del asunto es que Maggie había dejado su vida con Jack atrás tratando de huir de su la violencia que rodeaba su vida, y ahora que se reencontraba con su hijo la violencia volvería con fuerza a su vida.

Sea como sea el reencuentro acaecido en plena fase “ascendente” de Born Again no pudo ser más que feliz, ya que Matt había alcanzado tal paz consigo mismo que estaba dispuesto a perdonar todo y tan solo querer abrazar a su madre, después de este primer encuentro son varias veces las que Matt ha acudido a su madre en busca de consejo y consuelo, aunque tal vez su aparición más destacado fue en la saga de Kevin Smith cuando Bullseye irrumpe en su iglesia y tras enfrentarse a DD acaba con la vida de Karen y de varios feligreses.

Menos relevancia, tiene Willie Lincoln, el cual sin embargo se torna en un personaje importante en los primeros años del personaje, aparecido por primera vez en Daredevil volumen I número 47 USA de la mano de Stan Lee (en uno de los guiones de los que más orgulloso se siente en su etapa en Daredevil) y Gene Colan, (incluido en el número 8 de la BM dedicada al hombre sin miedo), Lincoln se trata de un expolicia, veterano del Vietnam que quedo ciego en combate al que Matt ayuda a demostrar su inocencia en un caso de corrupción de su época de policía, un personaje entrañable, lleno de fuerza y vitalidad que pronto se convertiría en gran amigo de Matt, sus apariciones no fueron excesivas (apenas seis números), pero si dejaron un grato recuerdo, años más tarde sería retomado brevemente por Fabian Nicieza y Rom Lin en un fill-in de la etpa de Nocenti y Romita Jr.

Ya en plena época San Francisco” con DD y Tasha alejados de New York destacaría la presencia de dos policía el comisario O´Hara y el teniente Paul Carson creados por Gerry Conway y Gene Colan para Daredevil volumen I USA 87 (BM: Daredevil 13), el primero representaba al típico poli cascarrabias pero de buen corazón que no veía con buenos ojos la llegada de héroes enmascarados a “su” ciudad, el segundo mucho más receptivo (en especial con Tasha con la que no dudaría en tortear en más de una ocasión) se convertiría en colaborados habitual y casi enlace con la policía de la pareja durante esta etapa.

De esta época sería también la aparición de Candace Nelson, creada por Steve Gerber y Bob Brown en Daredevil volumen I 108 USA (BM: Daredevil 16), Candance es la rebelde y medio hippy hermana de Foggy cuyas actividades de dudosa legalidad pusieron en más de un aprieto a Matt y a su hermano, todo un soplo de aire fresco llena de vitalidad y alegría y más que interesada en Matt, aunque el intereses por desgracia (o visto lo visto, por suerte) para ella no fue nunca correspondido.

Un poco más tarde llegaría Blake Tower, creado por Marv Wolfman y Bob Brown para Daredevil vol I 129 USA (BM: Daredevil 19), este aguerrido fiscal, sería rival de Foggy por la fiscalía del New York y a pesar de que en un principio parecía un tipo sin escrúpulos dispuesto a todo para conseguir sus objetivos, el tiempo demostraría que estábamos ante un buen tipo que, aunque de rudos modales, no dudaría en colaborar con Daredevil desde su puesto de Fiscal del distrito para poner entre rejas a los criminales.

De esta etapa premiller cabría destacar varios personajes más como Danny French (ex de la Viuda Negra), el Superespecialita (villano tornado en héroe gracias a Daredevil) o personajes ya mencionados por aquí como Debbie Harris (por entonces novia y futura exesposa de Foggy) o Maxwell Glenn el padre de Heather.

viernes, 28 de enero de 2011

Ben Urich, eterno aliado.

Siguiendo con el repaso de los secundarios de Daredevil lo cierto es que en una serie que nunca se ha caracterizado por su amplio abanico de secundarios lleva ya muchos años con dos constantes; Foggy Nelson (desde el principio de los tiempos) y Ben Urich (desde poco antes de la época Miller), hoy es el turno del periodista del Bugle.

Tornado en algo así como en cronista oficial del Universo Marvel a través de las distintas “Primeras líneas” que han acompañado los últimos crossover marvelitas, Ben Urich lleva ya un tiempo alejado de las paginas de Daredevil donde nació en el ya lejano Daredevil 153 USA (Julio de 1978), creado por Roger McKenzie y Gene Colan.

Ya desde estas primeros apariciones vemos en Urich un periodista hábil e inteligente en busca de su gran historia, la historia que le permitiría reconocimiento internacional y le llevaría a conseguir el prestigioso premio Pulitzer, esa historia sería la identidad de Daredevil, su autentica vida saldría a la luz y Urich sería el responsable, el argumento que como telón de fondo acompaño a la serie durante muchos meses culmino en el mítico Daredevil 164 USA (mayo de 1980), una historia emotiva donde McKenzie y Miller recontaron el origen del personaje de la boca del propio Matt y ante la presencia de Urich, un número genial tanto en guión como en dibujo (la muerte del “Arreglador” es un autentico prodigio narrativo), que culmina con Urich quemando el articulo que le iba dar fama y fortuna, y es que Ben se da cuenta de que Daredevil es demasiado importante para mucha gente y que su ego no puede ser satisfecho a costa de la destrucción de un héroe.

Se sientan así las bases de una gran y profunda amistad y de lo que sería la personalidad de Ben Urich, un periodista de investigación, brillante e inteligente que acompaña tales virtudes con un sentido del honor y de la amistad que pone por encima de todo; personalidad y esencia que, pese a la indudable aportación de McKenzie y como sucedería con casi todos los personajes que pasaron por sus manos, pronto tornarían a Urich en puramente “milleriano” (de hecho son muchos los que erróneamente piensan que el personaje fue creado por Miller), siendo una de las claves de sus dos etapas, donde se mostraría como algo así como la “visión del lector” dentro del propio comic.

Tanto en su primera etapa como en Born Again, Miller usa a Urich para demostrar la practica invulnerabilidad de Kingpin, en su primera etapa Urich con la ayuda de DD descubre la implicaciones de Fisk con un candidato a la alcaldía de New York, su labor llega a probar esas conexiones, solo para ver como Elektra mata ante sus ojos a un testigo (de nuevo majestuoso Miller, mostrando el terror absoluto que se dibuja en el rostro de Urich), y posteriormente dejando muy malherido al propio Urich que se ve abocado a dejar la investigación, solo DD y usando métodos más propios de Fisk, consigue evitar que su títere se haga con el poder, de esta forma a través de los ojos de Urich, asistimos a la degradación de DD, que tiene que recurrir a los métodos de su peor enemigo para proporcionarle derrotas en muchas ocasiones menores, y de paso vemos a Fisk como una figura aún más intocable, más invencible, un gigante que nunca se mancha las manos pero capaz de destrozar tu vida con solo una llamada telefónica.

Esta situación se agiganta en Born Again, donde Urich juega un papel fundamental, tratando de ayudar a Matt y de demostrar que esta siendo victima de un complot muy bien urdido, Urich vuelve a conocer lo que es el terror, cuando su principal arma para demostrar la conspiración; el agente Malonis, es torturado y asesinado salvajemente en su presencia, Urich, siguiendo el paralelismo católico de toda la obra, jugara el papel de San Pedro llegando a negar tres veces a Murdock, para al final encontrar la salvación con el regreso de un renacido Matt.

Tras Born Again al presencia de Urich no solo en las página de DD si no en el Universo Marvel en general se consolido, siendo algo así como el periodista de investigación por excelencia del mismo y llegando a enfrentarse a otros psicópatas del mismo como es el caso de Norman Osborn quien estaría a punto de destrozar su vida y su trabajo, después de que Urich afirmara (y demostrara en las paginas de Legado del Mal de Kurt Busiek y Mark Texeira) que en realidad era el Duende Verde.

La figura de Urich en las páginas de DD siempre ha sido algo así como la voz de la razón, siempre tratando de ayudar a su amigo y siempre viéndose envuelto en situaciones muy complejas desde el punto de vista moral, como es el caso de sus última aparición hasta ahora en las paginas de DD, cuando en los estertores de la etapa Bendis y ante un jugada maestra de Fisk se vio obligado a elegir entre traicionar a su amigo o acabar en la cárcel, además de haber contribuido a desencadenar alguna de las sagas más importantes en la historia de la colección, como es el caso de Caída del Paraíso, cuando una periodista rival descubre en su PC sus notas sobre la identidad de DD lo que lleva a Matt a fingir su propia muerte y demás.

Protagonista hoy en día (y junto a Sally Floyd) de su propia publicación “Frontline”, Urich ha sido siempre un apoyo y un amigo sincero para Matt, una amistad que ha sobrevivido a duras pruebas y que pese a todo se antoja hoy más fuerte que nunca.

miércoles, 26 de enero de 2011

Foggy Nelson, el eterno amigo.

Si ha habido un personaje fundamental en la trayectoria Daredevil, un personaje que le ha acompañado de principio a fin, que le ha visto en sus mejores y en sus peores momentos, ese ha sido sin duda Foggy Nelson, el secundario por excelencia del hombre sin miedo.

Presentado en el mismísimo Daredevil número 1, Foggy Nelson ha jugado muchos papeles en la vida de Matt Murdock, compañero de estudios, socio, rival amoroso y en el estrado, contrapunto humorístico, abogado, confidente y así un largo etcétera, pero si algo ha sido siempre Foggy para Matt, es ante todo un amigo, el mejor amigo que alguien como Matt podría tener, y tras la muerte de Karen (e incluso ya antes), Foggy se ha tornado en un firme pilar en el que Matt puede apoyarse, pase lo que pase Foggy estará allí, una constante en una vida caótica y llena de cambios, por eso su presunta muerte afecto tanto a Matt que estuvo a punto de transformarlo en aquello que no era, por eso a lo largo de los más 500 números que jalonan la larga de trayectoria del hombre sin miedo, Foggy Nelson siempre ha estado, de una forma u otra presente.

Amigos desde la Universidad donde Matt protegía a Foggy de diversos matones y donde este ayudaba a focalizar las tremendas energías de Murdock (y es que pese a todo, Foggy siempre ha sido mejor abogado que Matt, puede que este sea más genial, más brillante, pero Foggy es más sólido más fiable, más centrado y por ello, más competente), Matt Murdock y Foggy Nelson, pronto se convirtieron en socios de un bufete, sufragado (como sabríamos después), por la disfuncional familia de Nelson.

Desde un principio su relación laboral se torno tensa cuando la figura de Karen Page (secretaria del bufete) se interpuso entre ambos (y es que al amigo Stan esto de los triángulos amorosos le iba mucho), pronto sin embargo las aguas volverían a su cauce cuando Foggy encontrara el amor gracias a Deborah Harris antigua novia y que pese a su pasado delictivo se convertiría en la esposa de Nelson.

Durante estos primeros años ya se sentarían las bases de lo que sería la personalidad de Foggy, brillante abogado, pero patoso en las relaciones personales, sus disparatadas ideas (llego a hacerse pasar por DD para conquistar a Karen), se convirtieron pronto en el contrapunto humorístico al hieratismo de Matt (que no de DD que por entonces era un Spiderman crecidito), sería en estos tiempos cuando la trayectoria de ambos personajes se separaría por primera vez al llegar Foggy a ser fiscal del distrito de New York, función esta que le llevaría a enfrentarse a Matt ante el jurado a cuenta de un presunto asesinato cometido por la Viuda Negra, situación que desencadenaría el regreso de Foggy a la abogacía y acabaría con sus aspiraciones políticas (llego a ser firme candidato a gobernador).

De esta época tal vez el relato más destacable sea aquel conocido como “Foggy Nelson agente de S.H.I.E.L.D”, en el que en una trama digna de una película de James Bond, Foggy rechaza una oferta de Nick Furia para entrar a formar parte del equipo jurídico de la agencia internacional de espionaje, sería también en esta época cuando conoceríamos a Candance Nelson, la rebelde hermana de Foggy.

Entrando ya en plena etapa Miller, Foggy tendría como no podía ser de otra forma, un papel clave a lo largo de la misma, unas veces como desencadenante otras como mero conductor. Durante esta etapa Foggy se casaría con Debbie, conspiraría con la Viuda Negra para acabar con la destructiva relación entre Matt y Heather Gleen, serviría de vía de escape humorístico en el mítico Daredevil 185 (Agosto de 1982), jugándosela al mismísimo Kingpin en el papel de “Agallas” Nelson, y mostraría la humanidad de Elektra que se muestra incapaz de matarle pese a las ordenes de Fisk al respecto.

Sería también en esta etapa cuando veríamos alguna leve insinuación de que Foggy conocía la doble vida de su amigo, Miller siempre considero que así era, y que no era algo que se debiera mostrar, ya que Foggy sabía que cuando su amigo estuviera preparado se lo contaría, sin embargo no todos en Marvel pensaban así, y Foggy no averiguaría la verdadera identidad de Matt hasta casi 200 números después del inicio de la etapa Miller, en plena saga de DeMatties.

Tras la marcha de Miller y con la llegada de O´Neil, varios fueron los acontecimientos que afectaron a Foggy, el más destacado, sin duda, seria la ruptura de su relación con Debbie, una relación ya de por si bastante tensa y que encontró su fin con la llegada de Mycah Sinn, gran villano de esta etapa y del que Debbie se enamoraría perdidamente; pese a los intento de recomponer la relación por parte de Foggy esta acabaría en divorcio, lo que abriría las puertas al inicio de una nueva e interesante relación con la aparición de Glorianna O´Breen, sobrina de Debie y con la que Foggy iniciaría una bella relación tras un breve escarceo con de la bella fotógrafa irlandesa con Matt.

En pleno Born Again y desbordados por los acontecimientos, Foggy y Glory supieron apoyarse mutuamente y buscaron salir adelante, incapaces de impedir que Matt se derrumbase, su apoyo mutuo impidió que ellos se derrumbaran con él, la relación que alcanzaría gran profundidad de la mano de Ann Nocenti, conocería su abrupto final precisamente en esta etapa, cuando Foggy no mostró ningún escrúpulo en defender a Kelco, una compañía cuya nula política de tratamiento de residuos había dejado ciego a un niño por sus vertidos contaminantes en un río, Foggy pese a saber (o sospechar firmemente) de la culpabilidad de la compañía opto por seguir defendiéndola, lo que llevo a Glory a salir de su vida, el asunto Kelco estuvo también a punto de acabar con su relación con Matt, quien le demostró que Kelco no era si no una tapadera para la organización mafiosa de Fisk, ante estas revelaciones Foggy abandono su trabajo para Kelco, tras esto Nocenti opto por llevar a DD por otros derroteros, iniciando un viaje por América que le alejaría de su habitual plantel de secundarios y que dejaría inconclusa la reconciliación definitiva con Foggy hasta el último número de su larga trayectoria al frente de la colección, reconciliación, que se sellaría con un fuerte abrazo.

La llegada de la etapa Chichester, supondría un regreso al estatus quo del principio de la serie, y es que tras recuperar Matt su licencia como abogado, Foggy y él se volverían asociar en un nuevo Nelson & Murdock, durante esta etapa Foggy tendría un papel más secundario que nunca, y más tras fingir Matt su propia muerte para proteger su identidad secreta; el intento de crear un nuevo estatus quo, con nuevas situaciones y secundarios fracaso, y la situación volvió a donde estaba antes de Caída del Paraíso en la saga escrita por DeMatties donde Foggy descubrió la identidad secreta de Matt, siendo capaz de perdonar los continuos secretos y mentiras de su amigo ante su precario estado emocional.

La llegada primero de Karl Kesel y luego de Joe Kelly, supondría una autentica edad de oro para los secundarios de la strip, y Foggy como no, jugaría un papel importante, sería en estos números cuando conoceríamos a la madre biológica de Foggy; Rosalind Sharpe, dueña de un prestigioso bufete de abogados y que apenas si había tenido contacto con Foggy que fue criado prácticamente por la niñera, Sharpe, cínica y sin escrúpulos quiere contratar a Matt más que nada por que su condición de ciego que hace que los jurados tengan cierta simpatía instantánea hacía él, Foggy solo va incluido en el paquete, pese a ello, deseoso de impresionar a su madre, Foggy convence a un receloso Matt de que acepta la oferta.

La etapa Kesel/Kellly esta marcada por el optimismo, el buen humor, la buena caracterización de personajes y la explotación de la faceta más “laboral” de al strip, así los casos se suceden y en uno de ellos, Foggy conoce y se enamora de Liz Allen, viuda de Harry Osborn, iniciando una relación muy interesante aunque de corto recorrido, en esta etapa, y como no podía ser de otra forma Foggy ejerce también de contrapunto humorístico, llegando a regalar a Matt un perro-guía, al que bautiza como Deuce “el devilperro”.

Tanto humor y buen rollo (pese a sus altibajos) no podía durar y más en una serie tan marcada por la tragedia como es Daredevil, y así la llegada de Kevin Smith, además de suponer la muerte de Karen trajo consigo la destrucción de la relación entre Foggy y Liz, a cuenta de una infidelidad cometida por este bajo los efectos del gas alucinógeno de Misterio, esta “infidelidad” trajo consigo la muerte de la presunta amante, muerte de la que Foggy fue acusado y que llevo a Rosalind Sharpe a cortar todos los lazos con su hijo para no perjudicar la imagen del bufete, resuelta la trama y demostrada la inocencia de Foggy, se vuelve de nuevo al principio, cuando Foggy y Matt vuelven a crear Nelson & Murdock.

Tras esta saga y hasta la llegada de Bendis como guionista regular el papel de Foggy es escaso salvo en la saga escrita por Bob Gale, donde Foggy jugara un papel relevante en los diferentes líos judiciales que llenan la trama, sin embargo sería con Bendis cuando el personaje adquiere una nueva dimensión; superado por los acontecimientos, pero siempre al lado de su amigo, Foggy además de convertirse más que nunca en la brújula de Matt, se torna en un personaje bastante más cínico e ingenioso que recuerda en cierta medida al papel de Alfred en el DK de Miller.

La llegada de Brubaker supuso un nuevo punto y aparate en la trayectoria del personaje, que pareció morir, lo que llevo a Matt a estar a punto de transformarse en un asesino, Bru, consciente de la importancia de Foggy en la serie, mostró lo perdido que se hallaba Matt sin él, para al final dejar claro que el personaje había sobrevivido, y es que no es cuestión de cargarse al único secundario que sigue con DD desde el principio.

En fin, en mayor o menor medida, con mayor o menor fortuna, Foggy siempre ha estado presente en la vida de Matt, un amigo de toda la vida, un apoyo moral, y un contrapunto de humor a un héroe, que a veces, es demasiado serio, han tornado a Franklin "Foggy" Nelson en un personaje imprescindible dentro de la serie....y que siga así por mucho tiempo.

lunes, 24 de enero de 2011

Las Amantes de Matt Murdock.

Tras hablar por aquí de Elektra, la Viuda Negra, María Tifoidea y Karen Page toca cerrar el circulo hablando un poco del resto de los amores de nuestro hombre sin miedo, el siguiente listado no pretende ser exhaustivo, es decir, que no estarán todas las que son, pero si son todas las que están.

A lo largo de los más de 500 números que jalonan la colección regular de Daredevil, si algo ha quedado claro con respecto a su vida amorosa son dos puntos, por un lado Matt es un ligón, ese aire a lo Robert Reford, y esa mezcla entre debilidad y fortaleza han hecho de él un autentico imán para las mujeres siendo sus conquistas bastante numerosas, por otro lado lo que también ha quedado claro es que ser amante de Matt es una profesión de riesgo, Karen y Elektra asesinadas por Bullseye (aunque esta última resucitara luego), Heater Glenn asesinada por motivos empresariales, Glorianna O´Breen asesinada por un psicópata, Milla Donovan encarcelada y victima del gas del miedo de Mr. Miedo, en fin que Matt atrae los problemas como las miel a las abejas y su entorno (y en especial sus mujeres) suelen verse bastante perjudicadas por el asunto, sea como sea ahí va un breve repaso por el resto de sus amantes:

- Heather Glenn: Creada por Marv Wolfman y Bob Brown a la altura del Daredevil 127 (fecha de portada de noviembre de 1975), la llegada de Heather supuso un autentico soplo de aire fresco a la serie, y es que tras la marcha de Karen y la ruptura con Tasha, Heather se convertiría por decisión e iniciativa propia en la tercera novia conocida de Matt (más tarde supimos que Elektra estuvo antes); su llegada se produjo como la de un huracán buscando ayuda legal para las industrias de su padre. Maxwell Glenn, y enseguida se fijo en Matt consiguiendo conquistarle pese a las iniciales reticencias de este que en un principio la veía como una joven entrometida y algo descarada.

Su relación fue evolucionando por el buen camino, tropezando si acaso con los escándalos de corrupción que protagonizaría Maxwell Glenn (aunque en realidad todo era un montaje del Hombre Púrpura) el cual terminaría suicidándose tornándose Heather en nueva presidenta de Industrias Glenn, pese a todo la relación marchaba más o menos bien e incluso Heather descubría la doble vida de Matt, todo cambiaría sin embargo con la llegada de Elektra, un Matt cada vez más desquiciado, no dudo en aprovecharse del momento de mayor debilidad de Heather (cuando se descubrió que su empresa estaba a servicio del hampa a espaldas de la propia Heather), para alienarla, culpándola de sus fracasos, y descargando sus frustraciones en ella, en este estado de cosas con una relación totalmente destructiva y aun a pesar de estar prometidos, Foggy y Tasha elaboraron un trama que termino con la ruptura de una pareja que llevaba muy mal camino.

Tras esto, Heather entro en una espiral autodestructiva de depresión y alcohol (que le llevaría incluso a revelar la doble identidad de Matt a un enemigo), que culmino en el magnifico, Daredevil 220 (julio de 1985), con guiones de Denny O´Neil y dibujos de un genial David Mazzucchelli que bajo el titulo de Niebla, acabo con la muerta de Heather en un aparente suicidio que finalmente se demostró fue asesinato.

Casi diez años de existencia para un personaje que nunca pudo ocupar el puesto el puesto de Karen y que se vio ensombrecido para la fulgurante aparición de Elektra, aun así un personaje importante en la trayectoria de Daredevil que contribuyo a aumentar su leyenda como personaje trágico y pasional.

- Glorianna O´Breen: Creada por Denny O`Neil y David Mazzucchelli en las paginas del Daredevil 206 (Mayo de 1984), Glorianna se trata tal vez de una de las parejas menos conocidas de Matt (por la corta duración de su relación), que sin embargo consiguió encajar perfectamente en el mundo del hombre sin miedo e incluso llegaría a salir con Foggy.

Introducida por O´Neil (de orígenes irlandeses) para poder meter el conflicto de Irlanda en las página de Daredevil, Glorianna, se trataba de una fotógrafa profesional que llega a los USA huyendo del IRA que acusa a su padre de traidor, se relaciona con Matt gracias a su tía Debbie Harris por entonces esposa de Foggy, y pese a su juventud, la relación poco a poco empieza a madurar, aunque sin dar nunca pasos demasiado definitivos, y es que antes de que el asunto pudiera llegar alguna parte, de nuevo Frank Miller se cruzo en la vida de Matt y en las páginas de Born Again, además de destruir la relación entre Glory y Matt sentó las bases para el amor entre Foggy (recién divorciado de Debbie) y Glory, relación que sería muy desarrollada por Ann Nocenti, en los pocos números que la toco.

Tras esto la pista de Glory se perdió durante muchos años, reapareciendo en el Daredevil 340 (mayo de 1995) solo para ser asesinada por Victor “ Kruel” Krueller, antiguo sicario de Kingpin en una trama absurda y sin sentido firmada bajo anonimato por Chichester, un destino injusto para un personaje que tenía mucho potencial, pero que una vez más (y aunque en este caso su asesinato no estuviera relacionado en absoluto con él), contribuye a alimentar la leyenda negra de Murdock.

- Milla Donovan: Creada por Brian Michael Bendis y Alex Maleev en la paginas de MK: Daredevil 41 (marzo del 2003), se trata de la más reciente amante de Matt y la única que ha conseguido hacerle pasar por la vicaría, la relación surgida después de que Daredevil salvara la vida a Milla (que al igual que él es invidente), creció en medio de todo el escándalo del descubrimiento de la identidad secreta de Matt, y sobrevivió incluso a una ruptura producida cuando Milla descubre que su matrimonio puede ser resultado de una crisis nerviosa de Matt, incapaz de superar el asesinato de Karen. Pese a las dudas de Milla, Matt acaba convenciéndola de que su amor por ella es real y no producto de ninguna crisis nerviosa, lo que no impide que Karen este siempre presente en su corazón como el amor de su vida.

De momento la relación sigue hoy en día aunque Milla ya se ha visto implicada de lleno en lo que significa amar a Matt, habiendo sobrevivido a un intento de asesinato por parte de Bullseye, y estando a día de hoy en la cárcel tras matar a un hombre bajo el influjo del gas del miedo de Mr Miedo.

A grandes rasgos estas sería las relaciones más destacadas de Matt, quedarían si acaso mencionar los breves coqueteos con Candance Nelson hermana de Foggy, Dragón Lunar, cuando salía con Tasha, Yuriko Oyama, la futura enemiga de Lobezno, Dama Mortal, y que antes de tornarse en tal, colaboraría con Matt en un intento de impedir que a Bullseye le restauraran la columna con adamantiun, Nila Skin con la que Matt mantuvo una breve relación en los números finales de la etapa Nocenti, cuando tras la experiencia con Mefisto no recordaba quien era y se hizo llamar Jack como su padre, Eco cuya relación cabría definirse más como de aliados que como amantes por lo que hablaremos de ella más adelante, mismo caso en el que estaría Dakota North, distinta es la situación de Kate Vinokur, abogada de Daredevil introducida en la etapa de Bob Gale al frente del cuernecitos y después olvidada, con la que Matt apenas si mantuvo un leve coqueteo.

viernes, 14 de enero de 2011

Karen Page, ¿la novia eterna?

Puede que Elektra tenga más fuerza, puede que Tifoidea sea más interesante, puede que Tasha sea su pareja ideal, pero el corazón de Matt siempre ha latido de manera especial por Karen Page, la que parecía destinada a ser su novia eterna...hasta que las cosas se torcieron.

Creada en el mismísimo Daredevil 1 por Stan Lee y Bill Everett, Karen Page simboliza en gran medida el papel que jugaron muchas féminas Marvel en los años de la génesis de su universo de ficción: interés romántico del protagonista, amores correspondidos en secreto (¡ah, esos bocadillos de pensamiento que solo los lectores podíamos ver!), y damisela en apuros.

Secretaria del despacho Nelson & Murdock, Karen pronto se convirtió en un foco de los intereses románticos de nuestros sin par leguleyos, creándose un triangulo amoroso que dio lugar a situaciones entre lo cómico y lo patético. Y es que Karen amaba en secreto a Matt pero pensaba que un abogado de su prestigio nunca se fijaría en una simple secretaria, por supuesto este también amaba a Karen, pero pensaba que su ceguera impediría que ella le amase. No tenía tantos reparos Foggy que incluso llegó a pedirle matrimonio.

Stan Lee tan dado a estas rocambolescas situaciones llego a complicar más el asunto con la presencia de Daredevil (Matt se sentía más libre para hablar con Karen como DD, y esta admiraba su fuerza y su coraje) e incluso con la llegada de Mike Murdock, otra identidad creada por Matt para proteger su identidad secreta, dando lugar a una especia de “pentágono amoroso”....En fin cosas de Stan; aquello aunque resultaba gracioso no iba hacía ningún lado, sobre todo teniendo en cuenta que Karen era poco más que un estereotipo con patas y que en más de 50 números apenas si se había sido desarrollada como personaje. La situación encontraría una salida con la llegada de Roy Thomas, el cual (con la colaboración más tarde de Gerry Conway) cortaría por lo sano con aquel sin sentido y de paso sentaría las bases que después permitirían desarrollar Born Again.

Sería durante la etapa de Roy Thomas al frente de Daredevil cuando Karen descubriría la identidad secreta de Matt, en una saga en la que el padre de Karen (Pastón Page) tornado en el villano Cabeza de Muerte, acaba redimido tras sacrificarse para salvar la vida en su hija (vida que el mismo había puesto en peligro), Matt revela su identidad a Karen, la cual incapaz de soportar la doble vida de su amado, decide cortar la relación y huir a Hollywood, para iniciar una prometedora carrera como actriz. Sus siguientes pasos los dio en la serie del Motorista Fantasma, donde mantuvo una breve relación con Johnny Blaze (y se reencontró con Matt en un crossover entre el Motorista y Daredevil), y realizo alguna película que otra.

Tras esto la perdimos totalmente de vista hasta Born Again, donde Frank Miller retomo al personaje. El que este hubiera estado tantos años desaparecida permito libertad absoluta a Miller a la hora de retomarla, y aquí Karen jugaría tanto el papel de Judas (la heroína sustituye aquí a las 30 monedas de plata) como de redentora (salvar a Karen, recuperar su amor es una de las claves de la salida de Matt del infierno). Miller plasma en Karen el sueño tornado en pesadilla que para muchas jovencitas termina siendo Hollywood: llena de esperanza e ilusión Karen fue a Los Ángeles con un sueño ser actriz, y acabo en una pesadilla de pornografía y drogadicción que le llevo a vender por una dosis de heroína lo único que le quedaba de valor; el amor de Matt. Arrepentida y perseguida por su pasado, Karen regreso a New York, en busca no sabía muy bien si del perdón o del castigo de Matt, y encontró la redención de la mano de un hombre al que solo cuando le quitaron todo, descubrió que en realidad solo le habían dado la libertad.

La historia podía haber acabado ahí, tal vez debería haber acabado ahí, Matt y Karen habían retomado su amor, aceptándose como realmente eran con su defectos y virtudes con su pasado olvidado y solo mirando el futuro, pero ¡ah C`est la vie! El espectáculo debía continuar y así llegamos a la etapa Nocenti, donde Karen encontraría por fin un(a) guionista capaz de desarrollarla de darle personalidad propia, de convertirla en uno de los personajes más interesantes de la saga del hombre sin miedo.

Bajo la pluma de Nocenti, Karen se torno en una mujer fuerte, segura de si misma, inteligente y dispuesta tomar las riendas de su vida, su amor por Matt no admitía dudas, como tampoco su deseo de mejorar el mundo en el que vivía. Así, si Matt protegía la Cocina del Infierno de malhechores y criminales ella crearía una asesoría legal gratuita para todo aquel que no pudiera permitirse un abogado. Pero negros nubarrones asomaban en el horizonte, y es que Kingpin había llegado a la conclusión de que si Murdock no se había rendido se debía sin duda al amor de Karen, amor que tendría que ser destruido para derrotar definitivamente a Murdock. Aquí entra en juego Tifoidea, la infidelidad de Matt, y la desaparición de Karen (otra vez) de las paginas de DD el en el peregrinaje que Matt inicio a lo algo y ancho de todo el país. Una autentica lastima sin duda, ya que Karen había llegado a ser un personaje fundamental en los primeros números de Nocenti, sin embargo la guionista opto por otros caminos y tuvimos que esperar a la etapa Chichester para volver a Karen.

Bajo los guiones de Chichester, Karen se convirtió en un personaje secundario recurrente, habiendo iniciado una dura cruzada contra la pornografía de la que ella misma fue victima, su relación con Matt no podía recomponerse de la noche a la mañana tras lo acaecido en la etapa Nocenti. Sin embargo el acercamiento cada vez era mayor y cuando parecía que las cosas podían solucionarse, la identidad secreta de Matt sale al descubierto y este finge su muerte para proteger a sus seres queridos, lo cuales quedan devastados ante lo que piensan es la desaparición de Matt. Durante este tiempo Karen prosigue su cruzada contra la pornografía a la par que trata sin demasiado éxito de olvidar a Matt, un Matt que acabaría regresando tras su enésima crisis nerviosa durante la etapa DeMatties, en la cual Karen y Matt retoman su relación, una relación que esta a punto de atravesar una edad dorada que se torna solo en preludio de la tormenta.

Durante las etapas de Kesel primero y Kelly después la relación entre Matt y Karen alcanza un nivel de solidez y estabilidad nunca antes conocido, se quieren, se necesitan y se respetan, además Karen vuelve a ser el personaje sólido e independiente que fue durante la etapa Nocenti, encontrando un trabajo como locutora de radio y se convertirá en un “Ángel nocturno” neoyorquino con un gran éxito de audiencia y de criticas, tanta felicidad solo se vio comprometida cuando Karen en una trama urdida por Mr. Miedo se vio acusada injustamente de asesinato, caso que finalmente Matt terminaría por resolver. De esta forma al menos desde un punto de vista sentimental la vida de Matt y Karen parecía haber encontrado un equilibrio, sin embargo el destino (en forma de Kevin Smith) aguardaba en el horizonte, una oferta de trabajo para irse de New York y la sensación de ser solo una especie de muleta en la que Matt se apoyaba fue todo lo que necesito Karen para cortar la relación y dejar a Matt destrozado. Su regreso se produciría con desastrosas noticias, después de años de semiprostitución y abuso de las drogas Karen tenía SIDA y de nuevo en su peor momento acudía a Matt en busca de ayuda y apoyo, en medio de todo esto y antes de descubrir que en realidad no tenía SIDA y que todo había sido un maquiavélico plan de Misterio para destrozar a DD, Karen moría en brazos de Matt asesinada, al igual que su otro gran amor, por Bullseye.

La muerte como Karen supuso en su momento un impacto brutal para los seguidores del cuernecitos, a lo largo de sus más de cuarenta años de historias, DD ha sido un personaje más bien solitario y el número de secundarios interesantes que se ha visto en sus historias ha sido siempre más bien reducido y poco constante, Karen era una de esas constantes, parecía destinada a ser su novia eterna, parecía que por fin Matt tendría algo de estabilidad emocional, sin embargo un personaje como DD tan rodeado de tragedia no podía ser feliz mucho tiempo. Aunque muchos maldecimos a Smith por cargarse de manera innecesaria un personaje tan importante y tan querido y aunque muchos somos los que hoy seguimos pensando que su muerte fue un tanto gratuita, lo cierto es que fue emotiva, bien escrita y sobre todo relevante para el personaje, tanto que gran parte de la etapa de Bendis se basa en el impacto brutal que sobre Matt tuvo la muerte (otra vez) de su amor a manos de uno de sus peores enemigos. Karen tanto en su presencia como sobre todo en su ausencia, ha sido siempre un personaje fundamental en la vida de Matt, su amor verdadero (incluso por encima de Elektra a quien le une una relación más pasional que sentimental) y una figura clave en sus sucesivos hundimientos y “resurrecciones”. Karen se ha ganado por derecho propio un hueco en el corazón de todos los aficionados al cuernecitos, algo así como Gwen en el de los fans de Spidey, ambos personajes que más allá de cualquier otra consideración siempre estarán presentes con letras de oro en los mitos de los dos héroes urbanos por excelencia del Universo Marvel.

miércoles, 12 de enero de 2011

María Tifoidea, más allá de Daredevil.

Un personaje del potencial de María Tifoidea debería haberse convertido en un secundario de lujo no ya de Daredevil, si no del Universo Marvel en general, sin embargo más allá de sus (escasas) apariciones en Daredevil poca presencia ha tenido el personaje.

Tras su primera aparición en Daredevil 254 USA en 1988, Tifoidea tendría breves cameos en la páginas del Capitán América entre los números 373-377 (publicados en España por Forum en el tomo de Grandes Sagas Capitán América: Calles Envenenadas) donde en una larga saga de la mano de Gruenwlad y Ron Lim, Tifoidea haría unas breves apariciones como sicária de Kingpin en una aventura en la que también se vio implicado Daredevil, o en Cloak and Dagger volumen III numero 9 donde haría un breve cameo a modo de flashback.

Más allá de estas apariciones lo cierto es que la trayectoria del personaje ha estado íntimamente ligada a su creadora literaria ya sea a través de seriales en Marvel Comics Presents, en la páginas de Spiderman o en su propia serie limitada.

Cronológicamente hablando sería necesario retroceder hasta el año 1992 para encontrarse el primer serial protagonizado por María Tifoidea en MCP, sería entre los números 106 a 116 y como venía siendo costumbre en esta colección genérica se trataría de relatos cortos de 8 páginas que contarían con la excelente (aunque algo confusa) labor gráfica de Steve Ligthle, el comic cuenta como coprotagonista a Lobezno algo normal en una colección antológica que en muchas ocasiones pareció una colección más de Lobi.

El relato situado cronológicamente después de lo narrado en la saga La Caída de Kingpin en la que Tifoidea acabo en un psiquiátrico, narra la fuga de Mary y su encuentro con Lobezno con el que colabora para evitar que una misteriosa organización gubernamental conocida como Fortaleza, se haga con su control, la historia termina con Mary más o menos cuerda y unida Movimiento de Acción de la Mujer, tomando un papel feminista mucho más activo

Tras esto no habría que esperar demasiado para volver a ver a Tifoidea en las páginas de MCP, y es que en 1993 de nuevo de la mano de Ann Nocenti y Steve Ligthle y en los números 123 al 130, Mary protagonizaría un nuevo relato en esta caso con la aparición del Motorista Fantasma muy de moda en la época, la historia que vuelve a mostrar la querencia de Nocenti por los relatos en los que la religión juega un papel relevante (solo hay que recordar las apariciones de Mefisto en su etapa en DD), narra el enfrenamiento de ambos personajes con un demonio conocido como Ocaso que acaban de nuevo con Mary enloquecida y hospitalizada.

Sería el año siguiente en el que vendría a completar esta simbólica trilogía en MCP, en una historia que vendría a unir las dos anteriores y conjugarlas con su etapa en DD, en una nueva colaboración con Steve Lightle, el cual tendría un papel más activo al realizar el guión junto a Nocenti, la historia que ocupo los números 150 y 151 (este último dibujado por Fred Harper) completos de MCP, contara con al presencia de Lobezno, el Motorista Fantasma (en su versión de Venganza) y Daredevil, y tendrá como desencadenante la casi destrucción psíquica de Mary por parte del Doctor Hunt su psiquiatra que no duda en tratar de moldear la personalidad de Mary para adaptarla a sus libidinosos deseos, con una mente tan compleja como la de Mary la cosa solo puede acabar mal y las acciones de Hunt terminan desencadenando una nueva personalidad en Mary, la de Blody Mary, una despiadada asesina dispuesta a matar a todos los hombres, la situación, en la que Mary es la autentica protagonista termina degenerando en una cuarta personalidad; un comic muy bien escrito lleno de matices y en el que con un marcado cariz social se aborda la problemático del maltrato a la mujer desde diversos puntos de vista.

Estas tres historias fueron recopiladas en su momento por Forum en tres tomos en formato prestigio, algo que también sucedería con la serie limitada que el personaje protagonizó en 1996 de la mano de Ann Nocenti y John Van Fleet (con quien también colaboro en una historia con Hiedra Venenosa para DC), pero antes de hablar de esta miniserie merece la pena señalar las apariciones de Tifoidea en las páginas de Spiderman en concreto en los números 213-214 de Spectacular Spiderman (Spiderman volumen II número 3 de Forum), de nuevo con guiones de Nocentti y en esta caso con dibujos de James Fry III, la historia culmina de nuevo con Mary encerrada en un psiquiátrico tras ser convencida por Spidey de que abandonase su sangrienta carrera como asesina de hombres maltratadores, tras esto se situaría la serie limitada en la que una aparentemente curada Tifoidea investiga una serie de asesinatos de prostitutas que le llevan a descubrir a tres asesinos, uno de los cuales una mujer a la que es incapaz de matar, cosa que si hará con los otros dos.

Tras esto solo cabría mencionar las apariciones del personaje en el Masacre de Joe Kelly ya a finales de los 90, en una compleja e interesante relación con el mercenario bocazas, siendo Kelly el único guionista que (dejando aparte su borrón por lo narrado en el especial Daredevil/Masacre del 97), además de Nocenti ha sabido tratar de manera adecuada a un personaje en todo caso bastante complejo.

Más recientemente cabria destacar su cameo en Nuevos Vengadores número 1 siendo una de las presas que consigue escapar de la cárcel en al fuga ejecutada por Electro, posteriormente el personaje ha tenido una presencia más o menos relevante en Vengadores: La Iniciativa donde se desveló su condición de mutante superviviente al Día de M y donde bajo la identidad de Mutante Zero colaboro en el grupo de operaciones encubiertas de La Iniciativa de Henry Peter Gyrich hasta que de nuevo incapaz de controlar sus diferentes personalidades huyó en Madripoor.

lunes, 10 de enero de 2011

María Tifoidea, origenes.

Siguiendo con el repaso de los principales personajes secundarios/relacionados con Daredevil, le toca ahora a María Tifoidea personaje creado por Ann Nocenti y John Romita Jr, durante su larga colaboración en las páginas del cuernecitos.

La etapa de Nocenti en Daredevil dio para mucho, no es vano después de Bendis es por el momento la escriba que más guiones ha hecho para Daredevil en una época además en la que el alargamiento artificial de las historias no era pan nuestro de cada día, sin embargo tal vez su aportación más destacada sea la creación de María Tifoidea, cuyo saga sería el punto más álgido de una etapa ya de por si muy interesante.

Seguir Daredevil tras Born Again era francamente difícil, Miller había escrito la historia definitiva del personaje, y lo había dejado completo, Nocent estaba pues ante una tarea titánica y no las tenía todas consigo, tras los titubeos iniciales por el continuo baile de dibujantes, Nocenti se asentó en la serie y decidió coger el toro por los cuernos, ¿qué Matt había perdido la licencia de abogado?, se vería envuelto a contracorriente en una agencia defensa gratuita para la gente más desfavorecida de la Cocina del Infierno recordando de paso porqué se hizo abogado por primera vez, ¿qué Karen había vuelto a su vida como su pareja perfecta?, ningún problema la relación se convertiría en uno de los ejes vertebradores de la etapa y además en el elemento que le permitiría dañar a Matt para crear el necesario conflicto.

Y es que Nocenti, decidió seguir el camino trazado por Born Again, y nos mostró un Kingpin obsesionado con su incapacidad para vencer a Daredevil: pese a habérselo quitado todo solo consiguío hacerlo más fuerte, buscando una explicación a la supervivencia de su enemigo, Fisk concluyo que solo el amor le había permitido salvarse, así destruyendo ese amor, es como destruiría a Murdock, pero no bastaba con matar a Karen, eso no arreglaría nada, no, Murdock, debía traicionar conscientemente a su amada, solo entonces cuando se supiera responsable de la destrucción de su felicidad estaría vencido... y ahí es donde entraba María Tifoidea.

Creada por Ann Nocenti y John Romita Jr a la altura del Daredevil 254 USA (Mayo de 1988), María Tifoidea se trataba de una mujer de doble personalidad (tal era la situación, que de una a otra variaba el olor e incluso el ritmo cardiaco), con leves poderes telequineticos, que en una personalidad, (María) era una bella y tímida mujer, dotada de una gran creatividad y sensibilidad, y en otra (Tifoidea) era una especie de fuerza de la naturaleza que exudaba sensualidad a cada paso, además de ser una experta en artes marciales, tal dicotomía llamo la atención de Fisk, que le propuso (a Tifoidea, faceta dominante, de su personalidad, y consciente de la existencia de María en la que podía influir levemente al no ser esta consciente de la existencia de Tifoidea), que es su faceta de María enamorase a Murdock, mientras que como Tifoidea buscase la atracción (más sexual que emocional) de Daredevil, con el objetivo final de revelarle la verdad y destrozarle el corazón.

Con María Tifoidea, Nocenti, jugaba también con la propia esquizofrenia de un personaje como DD, abogado y justiciero, católico y demonio, María llevaba esa dicotomía al extremo y se convertía en un reflejo distorsionado del propio Daredevil, en su momento Nocenti, recibió varias criticas acusándola de haber copiado a Elektra, pero lo cierto es que más allá de que (al menos en la páginas de DD) nadie ha sabido tratar al personaje como ella, el parecido no es ni siquiera estético, con un diseño de Romita Jr. muy distinto al de la asesina griega.

En esta primera aparición, María consigue su objetivo, pero no así Tifoidea que se siente continuamente frustrada ante el rechazo permanente de DD, además Tifoidea (que consigue enamorar y manipular a Fisk), se da cuenta como María poco a poco esta tomando el control de la situación fortalecida por su amor (verdadero) por Matt, la situación llega a tales extremos que en uno de los momentos cumbres de la etapa de Nocenti, Tifoidea aliada con diversos enemigos de DD e incapaz de controlar la situación, le proporciona una soberana paliza que lo deja al borde de la muerte.

Esta primera (y magnifica) saga apenas si se prolongaría hasta el 260 USA (noviembre de 1988), e incompresiblemente después Nocenti no retomo el personaje en lo que quedaba de su etapa, sin embargo la fuerza, el carisma y el potencial del personaje no paso inadvertido ni para los lectores ni para la editorial que demandaban más apariciones de un personaje lleno de matices e interés.

Desgraciadamente esa aparición, se produciría en plena etapa Chichester que no trato excesivamente bien a un personaje que cayo en una trampa de DD para finalmente acabar en un psiquiátrico, años más tarde el personaje sería retomado por Joe Kelly en las páginas de Masacre y la dotaría de un absurdo e innecesario origen en un anual coprotagonizado por el mercenario bocazas y nuestro entrañable cuernecitos, en el que se narraba que Maria era en realidad la prostituta que Matt creía haber matado sin querer en su primera incursión enmascarada, según lo narrado por Miller y Romita Jr en las página de Daredevil: El hombre sin miedo, un sin sentido innecesario que no aporta nada a un personaje con bastante potencial de por si como para tener que dotarle de un origen relacionado con DD.

Entremedias de todo esto, María protagonizaría una miniserie propia y hasta tres relatos distintos en Marvel Comics Presents siempre de la mano de Nocenti, algo de lo que hablaremos más adelante, su última aparición hasta el momento data de la época Bendis, donde fue infrautilizada por un guionista que no termino de comprender a un personaje que solo parece haber encontrado su propia voz bajo el control creativo de Ann Nocenti, creadora de un personaje tal vez excesivamente personal, pero en todo caso genial.

viernes, 7 de enero de 2011

La Viuda Negra en Marvel Knights II.

Lo que podíamos llamar “fase 2” de la Viuda Negra en MK se compone de dos miniseries de 6 números que contaran como constante con la presencia del novelista Richard K. Morgan a los guiones y de Bill Sienkiewicz de “codibujante” y portadita ocasional.

Si por algo ha destacado la Marvel de Quesada ha sido por la introducción de gente ajena al medio en el mismo, la cosa ha llegado a tales extremos que para trabajar como guionista para Marvel parecía casi imprescindible venir del mundo de la televisión o de la narrativa, con esta tradición enlaza precisamente la figura de Richard K. Morgan, novelista de ciencia ficción británico y autor de los guiones de las dos miniseries que nos ocupan, su particular filosofía de la vida (una elite minoritario impone su visión del mundo a costa de la opresión consentida de una masa ignorante), encontrara su reflejo a lo largo de estas dos miniseries que forman en realidad un único arco argumental.



La primera de las miniseries data del año 2004, y además de Morgan, contara con la presencia del maravillosos Bill Sienkiewicz (del que poco se puede decir por aquí que no se haya dicho ya), su labor consistirá en dibujar el primer número, y acabar los bocetos de Goran Parlov en los siguientes, sorprendentemente y pese contar con un portadista del nivel de Sienkiewicz, las portadas de esta primera miniserie correrán a cargo de Greg Land, el cual muy en la línea de Greg Horn, realiza un trabajo fotorrealista, cuando menos llamativo, aunque lejos del nivel que podría alcanzar Sienki, tal y como se verá en la segunda miniserie, por cierto es interesante señalar como esta miniserie ha sido recopilada en España en un único tomo bajo el sello Max (sello bajo el que Marvel agrupa sus comics presuntamente dirigidos a adultos), pese a que en USA se publico bajo el sello MK.

Entrando ya en harina, la enrevesada trama de espionaje se centra en el intento de asesinato de Tasha, cuyas investigaciones sobre las motivaciones de tal acto le llevan a descubrir la muerte a la largo del mundo de decenas de antiguas agentes del KGB, se inicia entonces una compleja trama que implica a S.H.I.E.L.D, una todopoderosa multinacional presuntamente dedicada a los cosméticos, y el descubrimiento por parte de Tasha de que en la Sala Roja, no solo no se entreno un única Viuda Negra, si no que además sus reflejos y fuerza superiores no solo provienen de su entrenamiento si no de la alteraciones químicas que sufrió su cuerpo, alteraciones también implantadas en su mente, con toda una serie de recuerdos falso, el descubrimiento de todo esto (y de alguna cosilla más que explicaría la fidelidad de Tasha para con Furia), llevan a Tasha a buscar su cumplida venganza sobre el jefe de la multinacional, un poderoso empresario amigo de la Casa Blanca, cuya muerte convierte a Tasha en fugitiva internacional.

De esta forma acaba la primera miniserie, una historia muy entretenida, que ahonda en el siempre interesante (y oscuro) pasado de Tasha, y que deja a las claras cual será el inicio de la segunda miniserie.



Esta, data del año 2006, y contaría de nuevo con Morgan y Sienkiewickz, en sus misma funciones, solo que en este caso sería el genial Sean (Sleeper) Philips, el encargado de abocetar toda la mini, turnándose además con Sienki para las portadas, así este realizaría las cuatro primeras, mientras que Philips se ocuparía de las dos últimas.

La historia se inicia donde acabo la primera con una Tasha fugitiva y buscando refugio en Cuba, donde contaría con la sorprendente ayuda de Yelena Belova, la cual habiendo dejado atrás se pasión por Rusia y su rivalidad con Tasha, aparece ahora como una filantropa modelo de lencería con contactos en el gobierno cubano, y dispuesta ayudar a Tasha a salir del embrollo en el que se encuentra, el comic que tendrá sus dosis de espionaje, y de critica al gobierno americano a cuenta de Guantánamo, tendrá también un corte más superheroico, con una mayor presencia de Daredevil (eso si como convidado de piedra, ante los tejemanejes políticos de la trama), y de Nick Furia, de nuevo una historia entretenida, muy bien escrita y mejor dibujada, que pese a su faceta más puramente superheroica no olvida las referencias politicas y el espionaje industrial que ya se vió en la primera miniserie.

Con esto terminan las cuatro miniserie protagonizadas por el personaje en el sello Marvel Knignts (más una de Yelena en Max), todas a buen nivel, que muestran una vez el potencial de un personaje para contra historias tanto de corte superheroico como de genero negro.

miércoles, 5 de enero de 2011

La Viuda Negra en Marvel Knights I.

Varias son las miniseries con las que ha contado La Viuda Negra desde 1999, aunque su relación con Daredevil sea casi tangencial, el especial feeling entre ambos personajes y el que casi todas estas miniseries estén encuadradas en el sello MK (del que Daredevil fue su principal estandarte), hace cuando menos interesante una mención a las mimas.



Publicada en 1999, la primera de la miniseries se compuso de tres números a cargo de Devin Grayson (The Titans) a los guiones y del genial J.G. Jones (Wanted) a los lápices, en España el comic ha contado con dos ediciones una primera en forma de miniserie de tres números en grapa de la mano de Planeta de Agostini bajo el sello Forum, otra segunda recopilada de la mano de Panini en el polémico formato BoM.

Si por algo destaca esta primera miniserie es por el espectacular trabajo de Jones, un dibujante de corte realista que sabe dotar a sus páginas de un dinamismo y una elegancia que hacen de su trabajo uno de los más llamativos de los últimos años, la lastima es que más allá de las portadas se prodiga muy poco; con un dibujante así, esta miniserie no podría ser otra cosa que lo es, acción a raudales y espionaje al más puro estilo James Bond; la trama gira en torno a un peligros virus localizado en el ficticio país de Rhapastan, se trata de un virus que dota de superfuerza durante dos minutos para al final acabar matando a su portador, el virus en manos de un despiadado coronel es codiciado tanto por rusos como por americanos teniendo Tasha la misión de hacerse con él, pero ¿para quién?.

Una trama que gira en torno a las lealtades de Tasha en la que Daredevil tiene un papel casi anecdótico y que sirve para presentar a Yelena Belova (que ya había sido introducida brevemente por Paul Jenkins y Jae Lee en la maxiserie de los Inhumanos también para el sello MK), la nueva Viuda Negra producto al igual que Tasha de la Sala Roja (una agencia militar rusa especializada en al creación de agentes secretos), Yelena se muestra desde un principio tan leal a Rusia como ansiosa por mostrase superior a Tasha; en fin una miniserie muy entretenida y sobre todo muy bien dibujada que sienta las bases de lo que vendrá.



La segunda miniserie data del 2001, se compone también de tres números y contaría como equipo creativo de nuevo con Devin Grayson a los guiones , aunque en este caso apoyada por Greg Rucka (Elektra), siendo Scott Hampton (Batman) el dibujante, en España la miniserie ha contado con una única edición en forma de miniserie de tres números de nuevo de la mano de Forum.

Esta segunda miniserie es diametralmente opuesta la primera, así, sin en aquella teníamos acción a raudales y espionaje “jamesbondinao”, en esta prima el estudio psicológico de los personajes y el espionaje más “sucio” propio de Bourne, tal vez la presencia de Rucka y sobre todo la de Hampton (con un estilo que recuerda al de Michael Gaydos y por ello totalmente opuesto al de Jones) explican este cambio, y es que inspirándose en Cara a Cara de John Woo, Tasha y Yelena intercambian sus cuerpos (sin saberlo la segunda), contando para ello con la recalcitrante ayuda de Daredevil que jugara un papel más activo en esta miniserie como protector de Yelena, el objetivo es captura un general ruso que pretende introducir de contrabando armas nucleares en los USA, pero sobre todo lo que Tasha pretende es mostrar a Yelena la verdadera naturaleza del espionaje y enseñarle que en ese mundo no se puede dar lealtad ciega a nadie, de nuevo una miniserie entretenida que nos ayuda a conocer más, tanto a Tasha como sobre todo a Yelena la cual poco a poco empieza a tornarse como un personaje interesante.



El interés por el personaje lleva a que este tuviera una nueva serie limitada en solitario, encuadrada en este caso en el sello Max (sello para adultos de Marvel, donde en teoría podría haber más libertad creativa), y editada en el año 2002, la miniserie contó con guiones de nuevo de Rucka (en este caso en solitario), y dibujos de un Igor Kordey (New X-Men), que demuestra ser un dibujante competente si se le da tiempo, a este equipo creativo se unen las siempre excelentes portadas de Greg Horn (Elektra), la mini en España ha tenido una única edición de la mano de Forum en este caso en un único prestigio que la ha recopilado entera.

La trama gira en torno al asesinato de un instructor de Yelena en club de sadomaso, Yelena sigue creciendo como personaje, aunque en el fondo pese a todo su entrenamiento y sus sobresalientes actitudes físicas, sigue mostrándose como una ingenua que da su confianza con demasiada facilidad, y que es manipulada continuamente por sus jefes para ponerla a prueba, de nuevo una miniserie entretenida (aunque al parecer fuera de continuidad oficialmente) que demuestra el potencial de un personaje que sin embargo pareció ver su final “gracias” a Bendis en las paginas de Los Nuevos Vengadores, y es que Bendis en su afán por recuperar personajes (Eco o el Vigía serian claros ejemplos), no mostró tanto cariño por Yelena, ya que primero la desfiguraría y luego en una trama totalmente absurda la transformo en una especie de nuevo Superadaptoide, solo para acabar muriendo, o al menos así pareció ya que recientemente el personaje ha sido recuperado en los nuevos Thunderbolts de Norman Osborn.

Termina así lo que podíamos llamar “primer ciclo” de la Viuda Negra en MK, aquel escrito por Devin Grayson y Greg Rucka, quedan todavía dos miniseries ambas bajo guiones del novelista Richard K. Morgan, que supondrán lo que podemos llamar “segundo ciclo” de la Viuda Negra en Marvel Knights.