domingo, 5 de septiembre de 2010

Daredevil Anual volumen II

Recuperada recientemente por Marvel, la tradición de los anuales llegó también al volumen II de Daredevil en plena etapa de Brubaker, el cual junto a Ande Parks sería el encargado de relatarnos el viaje personal de Carlos Lamuerto, alias Tarantula Negra, viaje que tendría su continuación en un one shot bajo los mismos guionistas, y que contaría co una activa colaboración de nuestro hombre sin miedo.



-Daredevil Annual vol II 1: Incluido en Marvel Knights: Daredevil vol II número 32, el anual se enmarca dentro de la tendencia de la editorial de recuperar el clásico concepto de anual, concepto que en sus orígenes (cuando las colecciones eran mensuales y “solo” ofrecían 12 números al año, algo que hoy muchas veces no se produce tanto por exceso como por defecto) venía a suponer una suerte de número 13 de la colección, un número con más páginas de lo habitual y por ello con más precio, y que en teoría debía albergar un acontecimiento importante, puesto que por eso costaba más, así en los primeros anuales de la casa asistimos a la boda entre Reed Richards y Sue Storm en Los 4 Fantásticos o al nacimiento de los Seis Siniestros en Spiderman, sin embargo muy pronto los anuales perdieron esta importancia y pasaron a tener historia de relleno sin apenas interés con equipos creativos de poco calado y formando parte de crossovers infumables, así al poco de la llegada de Quesada al puesto de editor en jefe de la casa, se decidió la eliminación de estos especiales, sin embargo en los últimos años primero tímidamente en la línea Ultimate, luego ya a nivel global, los anuales han sido reintroducidos, tratando de recuperar, al menos en teoría su importancia inicial.

Y digo bien en teoría, porque si tomamos como ejemplo este primer anual del volumen II de DD, no parece que haya sido así, y es que si bien la historia que se nos cuenta no está nada mal, está muy lejos de la importancia que esos primeros anuales tuvieron antaño.

En fin entrando ya en el comic en sí este está coescrito por Ed Brubaker y Ande Parks y dibujado por el argentino Leandro Fernández, y narra el regreso de Carlos Lamuerto alias, Tarantula Negra, villano de origen también argentino creado en las páginas de Spiderman; el personaje aparecido durante la primera saga de Brubaker el frente de la colección, reaparece ahora recién salido de la cárcel para pedir ayuda a Matt en su intento de reintegrarse en la sociedad, intento que en no le resultara fácil, y más cuando su pasado criminal reaparezca para confirmarle que no siempre es posible huir de lo que se ha hecho antaño; Carlos dispuesto a remediar sus errores y ayudar a la ciudad la que antes quería destruir, contara con la oposición de Daredevil que no está de acuerdo con sus expeditivos métodos, sea como sea, parece que ha nacido un nuevo justiciero.



-Daredevil: Blood of the Tarantula: Incluido en el MK: Daredevil vol II número 34, se trata de una clara continuación del anterior, ya que además de contar con el mismo equipo creativo a los guiones (el dibujo recae ahora en Chris Samnee) explora el nuevo estatus de Carlos, el número,en su momento sirvió para dar descanso al equipo creativo de la serie regular (ese mes en los USA no salió la colección del Daredevil), y al igual que sucedía en el anual vuelve a contar con Carlos como protagonista casi absoluto siendo Daredevil apenas un secundario, la historia nos cuenta como las intenciones de Carlos de convertirse en justiciero chocan con su familia que van en su busca desde Argentina con el propósito de recuperar el legado de Tarántula Negra, que según su punto de vista ha sido corrompido por Carlos, así, aunque este consigue a duras penas salir adelante (gracias a la ayuda de Daredevil), se vuelve consciente de la necesidad de trabajar más en la sombra y no llamar la atención, para no destruir aquello que pretendía proteger, Carlos, permanecerá en la sombra, a las espera del regreso de más miembros de su familia para hacerles frente; la historia que deja claramente abiertas las puertas a una posible continuación en forma de miniserie, de momento no la ha tenido.