lunes, 4 de octubre de 2010

Daredevil vs Punisher de David Lapham.

Uno de los grandes del comics independiente se pasa al mainstream para continuar la senda de enfrentamientos entre Daredevil y Punisher, una senda iniciada hace ya tantos años por uno de los idolos y referencias del David Lapham, autor de la limited: Frank Miller.

Concebida como una miniserie de 6 números en origen, en España se publicó como complemento a la serie regular del personaje en Marvel Knights: Daredevil volumen II números 14-19, la miniserie cuenta con guión, lápices y tintas de David Lapham uno de los gurus del comic independiente gracias a su obra Balas Perdidas, el autor había iniciado su regreso al mainstream (donde había iniciado su carrera a principios de los 90) en 2004 con una saga en 12 números de Batman donde solo se ocuparía del guión., y poco a poco lo iria consolidadndo con comics como este o diversas colaboraciones con Lobezno o de nuevo con Batman.

Lapham que se había aficionado al mundo del comic gracias al trabajo de Frank Miller en Daredevil, tiene la oportunidad de trabajar con el personaje en esta miniserie que sin embargo se centra más en la figura del Punisher, personaje que posee un genial dicotomía con el cuernecitos, y es que mientras que por un lado aparecen como totalmente opuestos: Punisher, ejecuta a los criminales sin miramientos , mientras que para Daredevil la vida humana se torna como en algo sagrado que ha de preservarse, Punisher no cree en más ley que la suya mientras que Daredevil aunque se lo salta (para potenciarlo) cree en un sistema del que como abogado forma parte activa, por el otro lado tiene una serie de puntos en común que hace que su relación sea más de lo que aparenta: Daredevil en muchas ocasiones al borde de la locura ha estado cerca de convertirse en lo que más detesta, la mera existencia del Punisher se le aparece como un reflejo retorcido de lo que el podía llegar a ser un día, y eso es más de lo que puede soportar siendo tal vez esta una de las principales razones por las que odia con tanta intensidad a Castle, este por su parte ve en Daredevil alguien útil y tal vez incluso necesario, y aunque también ve toneladas de talento desperdiciados tal vez en Daredevil encuentre lo que él podía haber sido de haber sido su vida muy distinta.

Los enfrentamientos entre ambos personajes desde que Miller los juntara Child`s Play (Daredevil volumen I USA 183) han sido muchos y muy interesantes, destacando la labor de autores como Ann Nocenti o Garth Ennis, teniendo en cuenta todo esto, la miniserie Daredevil vs Punisher entronca con un pasado muy interesante y conflictivo entre dos de los personajes urbanos más reconocibles de la Casa de la Ideas.

La miniserie se ambienta en plena época Bendis, cuando DD ha derrotado a Fisk y se ha autoproclamado “Kingpin” de la Cocina de Infierno, una época en al que mil y un arribistas aparecieron con la intención de hacerse con los despojos del caído reino de Fisk, uno de tantos fue Cabeza de Martillo, el cual ayudado por el Chacal personajes ambos, salidos de las páginas de Spiderman, en el caso del segundo presuntamente muerto hace años y conocido ahora simplemente como El Profesor, los cuales consiguen consolidar una posición de poder en la zona, algo que ni DD ni Castle que además con un pasado muy oscuro relacionado con el Chacal, ya que este en la primera aparición del personaje trato de engañarle para que matara a Spiderman. están dispuestos a consentir, sin embargo sus diferentes métodos terminan entorpeciéndose entre si, y el enfrentamiento entre dos los dos se hace casi inevitable, esto unido a la presencia del Chacal, termina por desquiciar a un Castle que a punto esta de matar accidentalmente a un inocente, mientras se desarrolla la acción en segundo plano asistimos a la destrucción y muerte de una familia casi entera cuando un joven admirador del Punisher trata de seguir sus pasos sin demasiado éxito, una historia sordida y oscura, muy adecuada para ambos personajes, con un dibujo tal vez algo fiesta, pero en todo caso funcional y más que adecuado para la historia que se esta contando (destacando unas portadas muy interesantes que completan un sangriento combate entre DD y Punisher) y que presenta varias lecturas invitando a la reflexión, por un lado aunque DD consigue evitar que Castle mate a Cabeza de Martillo y al Chacal (aquí Lapham se marca una frase genial que permite ampliar el conocimiento del porqué de es odio mutuo entre DD y Punisher y es que como exclama Matt “es lo que más odio del Punisher, me hace proteger a la escoria, me hace sentir sucio”), y los mete en la cárcel, no puede evitar que el segundo desde allí siga dirigiendo sus actividades criminales, por otra parte Castle con sus acciones y su influencia se convierte en cierta medida en responsable de la muerte del chaval que le admira y de su padre ante unos mafiosos a los que el chaval termina disparando, jugando aqui el autor con una interesante paradoja, y es que la pistola que le daba seguridad, que pensaba que el mantenía a salvo, termina siendo su condena posibilitando las brutales represalias, en cierta medida y salvando las distancias, esto recuerda a la genial Ruleta, mostrando las influencias negativas que los justicieros pueden ejercer en la gente.

De esta forma lo más interesante de la serie, además de lo dinámica y entretenida que resulta esta en la poderosa reflexión que sobre ambos personajes, sus diferencias y sus semejanzas, presenta el comic, una reflexión que no por vista otras veces deja de ser interesante e incluso necesaria marcando la diferencia entre un héroe y otra cosa muy distinta.