miércoles, 27 de octubre de 2010

Daredevil Love and War de Frank Miller y Bill Sienkiewicz.

El concepto de Novela Gráfica tan polémico como interesante no es ni mucho menos algo reciente, surgido originalmente con la idea de tratar de alejar a los comics de su sempiterna etiqueta de infantil, contaría en un principio con historias autoconclusivas y dirigidas a un público adulto, la idea, no tardo mucho, sin embargo en ser incorporado por las mayors siempre atentas a cualquier movimiento del mercado que les permite incrementar su público de base, aunque al final el concepto terminaría degenerando, y pasaría a producir comics que en poco se diferenciaban de lo que se podía leer en las series regulares, en sus primeros tiempos de aquí salieron obras realmente significativas, como La Muerte del Capitán Marvel, Dios ama el hombre mata o este Daredevil Love and War.

Publicada originalmente en 1986 dentro de la serie Marvel Graphic Novel , en España hubo que esperar a 1992 para verla publicada (en su por el momento única edición) dentro de la colección Novelas Gráficas de la extinta Forum, en concreto en su número 8, una edición bastante digna que costo 825 pesetas de la época.

La obra contaría con guión de Frank Miller, autor sobre al que poco más se puede decir a estas alturas, en lo que al dibujo se refiere tenemos a otro de los grandes genios de la época ni más ni menos que Bill Sienkiewicz, artista muy alejado ya a estas alturas del clon de Neal Adams que se pudo ver en los primeros números del Caballero Luna, un autor con un estilo de dibujo experimental, casi surrealista, cuya influencia se puede palpar incluso hoy en día, que además demostró que no por hacer un dibujo totalmente distinto a lo que se espera en función de las convenciones del género se ha de ser ni mucho menos un mal narrador, en este aspecto Love and War es un claro ejemplo de ello, con un Sienkiewicz acertadísimo en todos los aspectos: nunca Kingpin ha parecido tan grande y poderos y la vez tan vulnerable, nunca un psicópata ha conseguido causar tal sensación de inquietud , nunca DD ha parecido (en contraste con el mundo que le rodea) tan luminoso e icónico, nunca Vanessa a estado tan bella y vulnerable, en fin un trabajo delicioso que solo merece palabras de elogio.

La obra se sitúa cronológicamente en plena época Miller en la colección después de que Fisk recuperase a su esposa Vanessa, la historia relata la llegada a Nueva York de un eminente psiquiatra europeo contratado por Fisk para curar a su esposa de su estado de catatonia casi permanente tras su regreso, Fisk decide para motivar al psiquiatra y que se tome el caso como algo personal y no como un mero encargo, secuestrar a su esposa Cheryl, una mujer ciega, bellísima bajo el lápiz de Sienkiewicz, diciéndole que mientras que Vanessa no se cure el no recuperara a su esposa, para el secuestro Fisk recurre a autentico psicópata que se obsesiona con Cheryl y más cuando Daredevil la rescata y pretende hacer lo mismo con su marido.

El argumento que podría haberse integrado perfectamente en la serie regular del personaje si no llega a ser por que la presencia de Sienkiewicz que pedía gritos un proyecto especial, sirve a Miller para plantear una interesante cuestión, y es que si bien en los comics del autor americano el maniqueísmo más crudo suele estar presente con la presencia de un mal insondable todopoderoso y casi inabarcable, en Love and War ese mal se humaniza, mostrando un amor casi irracional por Vanessaun amor que aquí se torna mucho más trágico ante la resolución de los acontecimientos.

Fisk aparece aquí como un ser mucho menos temible, débil incluso, muy lejano de la figura casi intocable de Born Again o de la anterior etapa de Miller en la serie, sin embargo y pese a esto Fisk continua dirigiendo con mano de hierro su imperio y no duda en recurrir al cualquier abominacion imaginable para conseguir sus objetivos, lo que deja a las claras la clase de persona de la que estamos hablando y lo difícil que ha de ser soportar o tener el amor de alguien así; destacable también por otra parte resulta la figura de Victor el psicópata encargado del secuestro, el cual se enamora (o cree enamorarse) perdidamente de su victima, un amor que contrasta con el de Fisk, ya que Victor si que esta más que dispuesto a a hacer daño a la mujer de sus sueños, Miller muestra aquí dos formas de amar en apariencia diametralmente opuestas, pero en realidad opresivas y dañinas por igual para las personas objeto de ese amor, en una juego muy inteligente en referencia al titulo de la obra ya que para Fisk y Victor todo parece valer en el amor y en la guerra.

Una obra tal vez menor dentro de la carrera de Miller que se ve enormemente enriquecida por la labor de Sienkiewicz y que sirve ante todo para profundizar en la mente y obsesiones de un Fisk (Daredevil apenas si jugara un papel accesorio en la obra) cuya presencia en el comic no es fisicamente excesiva, pero que si se palpa en cada viñeta del mismo.