miércoles, 21 de julio de 2010

Daredevil: Sombras de Humanidad y El Regreso de Kingpin, Chichester bajo anonimáto.

Si la segunda marcha de Miller (tras Born Again) fue resuelta de forma brillante con la llegada de Ann Nocenti y se pudo salvar una transición que se antojaba muy difícil, la marcha de Chichester y McDaniel supuso una nueva transición antes de la Marvelution...pero en este caso resulta de manera muy distinta.

Como siempre empiezo analizando los créditos de la etapa, esta se compone de un total de 11 números del 333 USA al 343 USA (Octubre de 1994 a Agosto de 1995), a lo largo de los cuales se pueden distinguir dos arcos arguméntales bien diferenciado, el primero (333-337 de Octubre de 1994 a Febrero de 1995) sería realizado por Gregory Wright a los guiones y Tom Grindberg a los lápices, del primero señalar que aparte de por su labor como colorista en diversas series (entre ellas en Daredevil, pero también habrá trabajos suyos en este campo para Batman o Spiderman) destaca por haber sido guionista de la mayoría de los anuales del cuernecitos durante los 90, del segundo hay pocas refrencias más allá de algún trabajo aislado en el trepamuros o en Conan, de nuevo el editor será el ya conocido Ralph Macchio.

El segundo arco sería realizado por Alan Smithee a los guiones (en lo que constituye un evidente pseudónimo varias veces usado en el cine, y bajo el cual en este caso se oculta D.G Chichester, vayá a saber usted los motivos) y un casi desconocido Alexander Jubran a los lápices durante lo primeros números (338-340 USA Marzo-Mayo de 1994) siendo después sustituido por un mucho más conocido Keith Pollard (autor de larguísima e interesantísima trayectoria donde destacan Thor o Spiderman) en los números finales de la etapa, precisamente sería Pollard quien junto a Arvell M. Jones dibujaría el ultimo número premarvelution con guiones del prolífico Warren Ellis (Transmetrpolotian, Planetary etc), el 343 USA de Agosto del 95 señalar que durante esta etapa y a partir del inicio del nuevo ciclo argumental (338 USA) Macchio se despide de su puesto como editor DD tras más de una década pasando este a manos de Marie Javnis; destcar tambien en este aspecto que estos comics fueron publicados en España tras la serie limitada “El árbol del conocimiento”, y antes de la llegada del volumen III de Daredevil (erróneamente titulado por Forum como volumen II), en dos sendos tomos titulados de forma respectiva “Sombras de Humanidad” (333-337 USA), y “El regreso de Kingpin” (338-343 USA), pasando en general y según parece bastante desapercibidos.

Así y tomando como referencia los nombres elegidos para las sagas en la edición española, empezaremos por “Sombras de Humanidad”, la saga en si, sin ser ninguna maravilla ni en dibujo ni en guiones, resulta cuando menos entretenida y bien narrada, el argumento central parte de una idea ya esbozada por Miller en su momento (y van...) donde un grotesco ser de las alcantarillas (al que DD ya derroto para recuperar a Vanessa Fisk en época de Miller) pretende restablecer el control sobre su gente derrotando al “nuevo” Daredevil, por el medio se observa una interesante trama de conspiraciones, acusaciones a inocentes e intrigas empresariales, asistimos al regreso de Guerrllero, la aparición de Deathlok y a la redención de un antiguo héroe con la ayuda de Daredevil.

Aventura tan entretenida como intrascendente, esta en la línea de las realizadas por Wright en los anuales de DD, cabe destcara que la historia sirve de adelanto del objetivo de la próxima saga centrada en el regreso de Fisk (con un Kingpin que poco a poco va escalando posiciones y recuperando poder), y tal vez se hecha en falta una mayor profundización en este “nuevo” DD y su entorno; sin apenas secundarios y mundo propio más allá de la mascara, (tal vez por entonces ya se barruntaba lo que iba a pasar y no se quería profundizar demasiado en algo que no se iba a usar) y es que aparte de lo que ya se sabía con Chichester esto es que Matt es ahora una especie de trilero que se hace llamar Jack Batlin en homenaje a su padre que finge no ser ciego y que tiene una relación de amor-odio con la fiscal del distrito, poco nuevo se aporta de nuevo.

La segunda saga “El regreso de Kingpin” resulta mucho peor: aburrida, absurda por momentos y con muertes innecesarias (Glorianna, otra ex que va a la tumba, si es que no va a ser casualidad, no), uno se puede llegar a explicar por que el Chichester uso pseudónimo; solo la llegada de Keith Pollard, y las portadas de Bill Sienkiewicz y Mike Dringenberg harán que estos comics merezcan minimamente la pena, la trama centrada en el paulatino retorno de Fisk a elevadas cuotas de poder sin que DD pueda hacer nada para evitarlo, tendrá como elemento conductor el intento de asesinato (o asesinato en el caso de Glory) de varios personajes relacionados con el “antiguo” DD (o más bien con su alter ego, Matt Murdock), lo que lleva a DD a pensar que o bien algún enemigo ha descubierto su tapadera (ingeniosas tapadera por otra parte el ponerse el sobrenombre de tu padre exboxeador para ocultarte, seguro que así nadie se da cuenta) o bien Fisk pretende vengarse de él.

La hsitoria tiene algún momento interesante como las reacciones de los antiguos conocidos de DD (Karen o Urich) frente al “nuevo” héroe al que no dudan en calificar de impostor, los diálogos con Fisk, o la mayor implicación en el entorno de Jack Batlin pero la resolución es tan absurda que uno no sabe si reír o llorar, el misteriosos asesino (de nombre Kruel para más señas), resulta ser un antiguo secuaz de Fisk que hace muchos años metió la pata y trato de huir del castigo del Kingpin, en su huida fue a parar a un restaurante donde fue capturado por Fisk, apalizado y supuestamente quemado hasta la muerte, pero hete aquí que un curioso y casual giro del azar en el restaurante en cuestión, se encontraban comiendo (por varios motivos) y sin conocerse entre si, ni más ni menos que Ben Urick, Karen Page, Glorianna O´Brien y Foggy Nelson (entre otros) y claro, ¿que hizo Fisk ante tanto testigo?, ¿tal vez y aprovechando que quemo el restaurante con Kruel dentro, los quemo a ellos también?, no insensatos quien puede pensar eso, con lo caritativo que es Fisk, no, nada de eso, lo que Kingpin hace es suministrar a todos una droga que le hace olvidar lo sucedido, y así como resulta que Kruel escapó vivo, cuando se recupera y después de años de entrenamiento va y se dispone a vengarse.

De esta forma DD descubre que todo esto no tiene nada que ver con él si no que es casual y de nuevo ha de ayudar a Fisk (y van...) para derrotar a Kruel, un Fisk que ya ha conseguido recuperar parte de su poder y limpiar su nombre, la verdad es que la saga tiene momentos puntuales interesantes, pero esta resolución aparte de increíble es totalmente absurda y difícil de cuadrar, sea como sea queda un ultimo número donde Ellis nos muestra una historia en la que DD no aparece pero en la que un Matt (o Jack, vamos) algo desquiciado detiene diversos criminales, un comic entretenido si más que recuerda ligeramente a la historia de Chichester y Garney titulada “34 horas”, queda para el futuro un nuevo relanzamiento...en este caso realmente necesario.

2 comentarios:

Raúl Peribáñez dijo...

Sombras de humanidad es espantoso xD

Fer1980 dijo...

No se, a mi me entretuvo y desde luego me parecio mucho mejor que El Regreso de Kingpin, pero si, no es gran cosa.