viernes, 20 de agosto de 2010

El Daredevil de Brian Michael Bendis y Alex Maleev II.

Pese a su condición de historia-rió, la estructuración de la etapa Bendis/Maleev en arcos arguméntales facilita bastante su divisón, así pues en pues hoy hablaremos de las tres primeras sagas del dúo.

Empezando como siempre por los créditos, los números comprendidos aqui son los Marvel Knights: Daredevil vol II USA 26-40 (Diciembre 2001-Febrero 2003), 15 números en total, estructurados en tres sagas, la primera “Lugarteniente”, incluye los números 26-31 (Diciembre 2001-Mayo 2002), la segunda “A la vista” cuenta de nuevo con seis partes componiéndose por tanto de los números 32-37 (Junio -Noviembre 2002), ambas están realizadas por el equipo habitual de la etapa Brian Michael Bendis a los guiones, Alex Maleev en el dibujo y Matt Hollingsworth (The inmortal Iron First) al color, no sucederás así sin embargo con la tercera saga “El juicio del siglo”, (números 38-40 de Diciembre de 2002 a Febrero de 2003), saga que no contara con la excelente labor de Maleev (siendo estos, los únicos números de la etapa no dibujados por él, no obstante si se encargara de las portadas, con resultados como siempre geniales), así los dos primeros números estarán dibujados por el argentino Manuel Gutierrez (Punisher), siendo el tercero realizado por el dúo Terry y Rachel Dodson (Wonder Woman), la saga eso si, contó con los guiones de Bendis (y con el color de Hollingsworth), por lo que como tal esta inmersa claramente en la globalidad de la etapa.

Entrando ya en la etapa, lo cierto es que desde el primer momento queda muy claro que Bendis sabe lo que quiere contar y a donde quiere ir a parar...tomándose su tiempo para mostrárselo a los demás, en la primera saga “Lugarteniente” no solo se sientan las bases de lo que será toda la etapa, si no que Bendis realiza un más que interesante análisis de la relación existente entre Matt Murdock/Daredevil y Wilson Fisk/ Kingpin, relación marcada por el odio pero también por el respeto mutuo de quienes saben haber encontrado un rival de altura, relación que supone ante todo un duelo de ingenio, prestigio y orgullo, relación que sin embargo sufrirá un importante descalabro tras esta primera saga, saga a lo largo de la cual Bendis además de jugar con su estructuración temporal (rara vez lineal a lo largo de la historia), muestra quien es tanto Matt Murdock (cuya primera aparición en el comic sucede como abogado defendiendo a una familia de una poderosa y corrupta empresa) como Daredevil (en palabras de un policía “ese hombre es lo único que evita que esta ciudad se convierta en un infierno” ), y la situación en la que se encuentra, con problemas cada vez más claros para controlar la violencia cuando se viste de diablo, situación que encontrara explicación en futuras sagas.

De nuevo y como tantas veces ha sucedido en el pasado la vida de Matt Murdock esta a punto de dar un espectacular vuelco, y de nuevo su identidad secreta será en gran medida responsable de tal situación, alguien a puesto precio a su cabeza (no a la DD si no a la de Matt) y este desconoce quien y por que, las pistas apuntan a un Fisk debilitado por la perdida de la visión acaecida a manos de Eco en la saga “Partes de un Hueco”de Mack y Quesada.

Fisk sin embargo que niega saber nada, lo que demuestra como poco a poco va peridiendo el control de su imperio del crimen, y es que es alguien en su organización, desobedeciendo sus ordenes directas quien ha puesto precio a la cabeza de Murdock, con un simple gesto de audacia su imperio de desmorona, el responsable de todo esto es un nuevo jugador Sammy Silke hijo de un importante mafioso de New Jersey ha llegado a New York donde gracias a un desmejorado y casi destrozado Richard Fisk (hijo de Kingpin y antiguo villano conocido como La Rosa) descubre que en realidad Matt Murdock y DD son la misma persona y que Kingpin no solo lo sabe si no que impide a su organización hacer algo al respecto y se niega a compartir la información con las demás familias mafiosas, habiéndose tomado su duelo con Murdock como algo personal, una cuestión de honor.

Silke con la ayuda de Richard, consigue varios aliados contra Kingpin, y en una suerte de “golpe de estado” con ecos del asesinato de Julio Cesar, apuñalan a Kingpin, hasta lo que ellos piensan su muerte, así cuando todo parecía apuntar que el camino que iba a tomar Bendis transcurriría por la senda de la llegada de un nuevo señor del crimen, entra en escena Vanessa Fisk, la cual (en una actitud un tanto extraña en relación con sus anteriores apariciones) y con la ayuda de los fieles que le quedan a Kingpin, trasladan a este (casi moribundo) a Europa, y asesina brutalmente a todos los participantes en la conspiración...incluyendo a su propio hijo que muera a manos de Vanessa, solo Silke consigue escapar entregandose al FBI buscando (y no encontrando) protección, en un intento desesperado por conseguirla Silke revela al FBI que Murdock es en realidad DD, tras esto y pese a que el FBI decide no investigar el asunto uno de sus agentes con problemas económicos vende la historia al Daily Globe, el cual la publica al día siguiente en primera página.

De esta forma finaliza “Lugarteniente” y se inicia “A la vista”, la identidad de Murdock ha sido revelada, y este se encuentra que tanto su casa como su despacho, como en definitiva su vida, se han convertido en un circo mediático, su vida es (por enésima vez) destrozada, y Matt esta ante la disyuntiva de que hacer: si asumirlo y reconocer la verdad con las consecuencias legales y personales que su doble vida como justiciero y abogado conllevan, o negarlo todo en una huida hacía delante tratando de demostrar una falsedad: que el no es en Daredevil.

Mientras toma una de las decisiones más importantes de su vida, Matt contara con el apoyo de varios amigos: Foggy Nelson el cual trata de convencerlo de que renuncie a ser DD, y le hace reflexionar sobre la espiral de violencia a la que se ha visto reducida su vida desde que se puso la mascara y de la que en parte el mismo es responsable, Ben Urich, que negara ante Jameson que DD y Matt sean la misma persona, Peter Parker, que ve como en la vida de su amigo se ha materializado su mayor pesadilla, o de Danny Rand (Iron First) y Luke Cage, que ejercerán la labor de amigos y guardaespaldas, recibirá también la vista de la Viuda Negra y de una turbadora Elektra que de nuevo cae en manos del guionista que después de su creador, Frank Miller, mejor la ha sabido comprender , a esto se añade la visita de Vanessa Fisk, la cual le anuncia que ha desmantelado y vendido el imperio de su marido y que en un gesto de buena voluntad le dice quien fue el agente del FBI que desvelo su identidad, al final, Matt decide tirar hacía delante y negarlo todo con todas sus fuerzas, demandara al Globe y hará todo lo posible para demostrar una inocencia que no es tal, ante un Rosethal (propietario del Globe) que tampoco se muestra dispuesto a rendirse.

De esta forma se sientan las bases de lo que será la etapa Bendis/Maleev, la identidad de Daredevil comprometida, New York sin rey del crimen blanco fácil para cualquiera que pretenda el poder, y un DD desbordado por todos los lados y que sin embargo siendo fiel a si mismo nunca se rendirá.

Bendis ha necesitado 12 números para marcar la dirección de lo que quiere contar, sin duda son demasiados y si a esto se le une el tratamiento cuando menos cuestionable de personajes como Richard Fisk o Vanesa Fisk con formas y maneras de actuar (en especial en el caso de Vanessa, ya que el de Richard es fácilmente justificable) muy diferentes a como hasta ahora lo habían hecho estos personajes, o que el tema tanto de la identidad secreta con el de la caída de Kingpin ya habían sido tratado en al etapa Chichester, uno entiende las criticas a esta etapa, sin embargo y pese a ello, Bendis ha conseguido captar no solo la esencia del personaje, si no que ha sabido dar mucha más fuerza e importancia a ideas ya usadas, no ha tenido miedo de jugar al limite y al contrario que Chichester ha optado por no hacer trampas, ha sentado las bases de una etapa que no solo se antojaba ya desde el inicio como esperanzadora si que además mejorara con cada nueva saga, alcanzando cotas de calidad elevadísimas.

Queda todavía hablar de la tercera saga: “El juicio del siglo” cuyo engañoso titulo puede hacer creer que se trata del juicio de Matt contra el Globe, cuando en realidad es un juicio a toda la comunidad superheroica, representada por Héctor Ayala el Tigre Blanco, personaje surgido del Spiderman de los 70 y que acusado en falso del asesinato de un policía cuenta con la defensa de un Matt al principio receloso ya que no considera que en su situación deba defender un caso así, sin embargo y pese a las abrumadoras pruebas a favor de la inocencia de Héctor, este es condenado y finalmente ejecutado por al policía cuando trataba de huir.

La saga en si y aunque no son números fill-in, se aparta bastante de lo que venía siendo (y lo que será) la etapa, y es que la ausencia de Maleev, se dejara sentir y mucho ya que ni el trabajo de Gutiérrez ni el de los Dodson llegara a las suela de los zapatos al del búlgaro, sobre por unos estilos casi diametralmente opuestos, lo que contribuirá a aumentar la sensación de saga de transición, en la que muchos de los defectos y pocas de las virtudes de Bendis saldrán a la luz, saga en todo caso interesante, pero que desentona en la globalidad de la etapa, y que supone un leve intermedio en lo que esta por venir.

2 comentarios:

el elegido dijo...

hola buenas tardes
te cuento: comence a leer los comics de daredevil cuando el guionista kevin smith lo cojio,pero para mi la mejor etapa es la de ed brubaker me encanta el vol 2 y ya falta poco para el tomo nuevo.
bueno cuidate y sige asi que todo lo qe escribes es interesante saludos.

fer1980 dijo...

A mi la etapa de Bru, buff, bueno ya lo veras, en todo caso gracias por pasarte por aqui y comentar.