miércoles, 11 de agosto de 2010

El Daredevil de Brian Michael Bendis y David Mack

Los inicios de este volumen II estuvieron marcados por sagas cortas y autoconclusivas de mayor o menor extensión; “Despierta” se enmarca en este contexto y destaca sobre todo por su guionista: B.M.Bendis en su primera colaboración en la serie regular del personaje, aunque el dibujo de David Mack (guionista de la anteriro saga y portadista en la época) no es menos reseñable.

La saga en cuestión se compone de los Marvel Knights: Daredevil 16-19 (Mayo-Agosto del 2001), y supuso la recuperación de la cadencia mensual para una serie hasta entonces de errática aparición, a nivel creativo estos números son tanto el primer trabajo de Bendis en la serie regular del personaje (no con el personaje mismo ya que anterior a esta se sitúa la miniserie Daredevil: Ninja), como la primera colaboración en el apartado artístico (en lo que a paginas interiores se refiere puesto que ya había dibujado las portadas de la serie) de David Mack, el cual se encargaría de todos los aspectos de la obra tanto a nivel de dibujo como de color o entintado, salvo las tres primeras páginas de los dos primeros números donde contaría con la labor de Mark Morales y Pond Scum en las tintas y de Richard Isanove en el color.

Sobre la trayectoria de Mack, poco se puede añadir a lo dicho anteriormente, señalar en todo caso y en lo que se refiere a su labor como dibujante (más bien como pintor) que aunque su estilo y composiciones parecen más propias de la pintura que del comic encajan perfectamente con el tono de la historia, pero tal vez no sea el estilo más adecuado para una serie como Daredevil, aun así su trabajo resulta interesante, expresivo y sobre todo bastante superior al realizado en su siguiente etapa en la serie con la saga de Eco.

En cuanto a Bendis, la trayectoria marvelita del hombre que se ha convertido en uno de los pilares de la editorial comenzó con Daredevil en la ya mencionada miniserie, Daredevil: Ninja, y es que aunque esta saldría a la venta después del lanzamiento de Ultimate Spiderman, lo cierto es que el mismo Bendis ha señalado que Quesada le propuso en principio esta mini, y tras quedar convencido con la historia vino todo lo demás, y lo demás ha sido ni más ni menos, que su conversión en guionista hot, y hombre clave de la Marvel de Quesada, autor de la exitosa Ultimate Spiderman, responsable de los superventas New Avengers o House of M, su labor como guionista no ha dejado indiferente a casi ningún aficionado Marvel o al comic de superhéroes en general, las reacciones van desde quienes le odian por la lentitud de sus tramas o su nulo conocimiento de la continuad marvelita, hasta quienes el aman por sus excelentes diálogos y buenas ideas, pasando por aquellos a los que su labor solo convence en determinadas series, lo cierto es que sea como sea este guionista (al principio también dibujante) proveniente del mundo independiente donde en obras como Torso o Jinx demosto su excelente mano para el genero negro (algo que confirmaría en Marvel con su gloriosa Alias o su posterior estancia regular en Daredevil) y que llamaría la atención del gran público por sus trabajos en Sam and Twich (spin off de Spawn) o Powers (junto a Michael Avon Oeming primero en Image y ahora en el sello Icon de Marvel), se ha convertido en una de las figuras clave que han definido a Marvel desde la llegada del siglo XXI.

Entrando ya en al historia en si, “Despierta” se sitúa cronológicamente a la par que la anterior saga “Partes de un Hueco”, y narra la búsqueda de Ben Urich, de lo que hay detrás de un niño en estado casi catatónico desde la desaparición de su padre, que en un principio se señala que es el villano Rana Saltarina, de alguna forma, Daredevil ha influido en el estado del niño, y pese a las quejas de Jameson que quiere que Urich cubra el juicio a Fisk, este sigue investigando un asunto con el que llega a obsesionarse, para terminar descubriendo una historia de malos tratos, de los que el niño era victima a manos de su padre, un padre que termino muriendo a manos de su hijo, cuando este trataba de salvar a un inconsciente Daredevil de la paliza que el padre le estaba dando, solo la presencia del propio Daredevil y el afán de Urich permiten al niño salir de su estado, quedando temporalmente bajo la custodia de la familia Urich.

Se trata de una historia emotiva e interesante que cuenta con varios momentos muy apreciables, sobre todo en torno a la figura de Urich, protagonista casi en solitario de la saga, un Urich del que se insinúa también sufrió malos tratos en su infancia, y al que su apuñalamiento por parte de Elektra, o los sucesos acaecidos en Born Again todavía le marcan profundamente, también es destacable el tratamiento que se hace de la figura del hijo de un villano, un niño obsesionado con los superhéroes con multitud de comics y muñecos de ellos y objetivo de la ira y la frustración de un padre incapaz de ser más que un villano de cuarta categoría, sin embargo y pese a estos aciertos la saga fue en su momento bastante criticada y es que son varios los factores que juegan en su contra.

Si ya normalmente cualquier historia de Bendis gana mucho leída seguida, lo de esta saga fue exagerado, su lectura mensual llegó a hacerse insoportable demostrando a las claras que Bendis no sabe manejar esta formula, por otro lado la presencia de Daredevil en toda la historia es casi anecdótica, como tal no aparece hasta las ultimas páginas del número tres y aunque su ausencia juega un papel en la historia, lo cierto es que comprar un comic en el que a lo largo de tres meses su protagonista principal no aparece no es del agrado de mucha gente, por otro lado y a nivel de continuidad la saga en un desastre absoluto, el hijo de la Rana Saltarina en la continuidad Marvel no es un chaval de 7-8 años, si no un adolescente que adora a su padre, se llama Eugene y que en uno de los primeros comcis escritos por Peter David, se disfraza de rana e intenta ser un héroe, causando más de un quebradero de cabeza a Spiderman, el error (grave tanto por parte de Bendis como sobre todo, por parte del editor), se trató de subsanar después en las fichas sobre los personajes, señalando que el niño era en realidad hijo de uno de los Ani-hombres (tradicionales villanos de Daredevil de la época clásica), pero en la historia no es eso lo que se dice.

Aun así y pese a estas pegas, la saga gana mucho leída de un tirón y en ella se aprecian influencias tanto de “Ruleta” (desde el punto de vista de la influencia de Daredevil en un niño) como de “El chico que coleccionaba Spiderman” (desde el punto de vista del héroe que consuela y revela su identidad a un niño para ayudarle en momentos difíciles) y aunque se queda muy lejos en fuerza y emotividad de estas dos grandes obras, “Despierta” no es tan mala como una primera lectura mensual pueda sugerir.